Violenta copa Italiana

El Nápoles vence a la Fiore en un accidentado juego

Los jugadores del Nápoles celebran la conquista de la copa Italiana

De la mano de dos goles de Lorenzo Insigne en los primeros 20 minutos, el Nápoles se adjudicó ayer por quinta vez el título de la Copa Italia al derrotar 3-1 a la Fiorentina, en un partido que estuvo a punto de ser suspendido a raíz de graves incidentes de violencia.

Tres aficionados napolitanos resultaron heridos de bala en las afueras de Roma. Uno de los fanáticos se encuentra en condición de peligro de perder la vida. Los incidentes provocaron que el partido comenzara con una demora de 40 minutos. También se produjeron enfrentamientos dentro del Estadio Olímpico de la capital, con un bombero sufriendo heridas por bengalas lanzadas desde el sector de las tribunas donde estaban los hinchas del Nápoles.

El Nápoles se adelantó con dos contragolpes en los que Insigne facturó a los 11 y 17 minutos. El tercer tanto cayó a los 90′, obra del belga Dries Mertens. El volante peruano Juan Vargas descontó para la Fiorentina a los 28′, con un zurdazo violento a la entrada del área, que dejó inmóvil al arquero napolitano, el español José Reina.El Napoli jugó los últimos 12 minutos con un hombre menos por la expulsión del suizo Gokhan Inler por doble amonestación.”Fue un gran partido”, dijo el técnico español del Nápoles, Rafa Benítez. “Al principio, parecía que teníamos el partido dominado y luego anotaron. Pero fuimos capaces de ganar, jugando con 10 hombres al final”.- AP




Volver arriba