Un Real Madrid sin ideas empata ante el Olímpic

XÁTIVA (EFE).—El Real Madrid fue incapaz de marcar en su visita al Olímpic de Xátiva, en un encuentro en el que los madridistas jugaron con poca imaginación en ataque, lo que, unido al gran despliegue defensivo de los locales, propició un empate sin goles, que fue celebrado como un triunfo en el campo de La Murta.

El equipo setabense, que milita en el grupo III de Segunda B, desplegó ilusión a raudales y un gran derroche físico para plantar cara a todo un Real Madrid, que se tomó con excesiva tranquilidad el duelo y que no supo reflejar en el marcador la abismal diferencia que existe entre ambos clubes.

El Olímpic saltó al terreno de juego sin complejos. Quiso y tuvo la posesión del balón en el primer cuarto de hora, pero aunque buscó la portería de Casillas, no terminaba de poner en un compromiso al meta internacional, que estuvo prácticamente inédito todo el choque.

Con el paso de los minutos, el Real Madrid se fue haciendo con el mando el partido, pero sólo eso. El equipo valenciano se replegaba rápidamente y juntaba mucho las líneas, sin apenas dejar espacios a los madridistas, que no encontraban la forma de acercarse con un mínimo de peligro al área local con un juego muy plano y previsible.

El conjunto valenciano, que lleva siete jornadas sin recibir un gol en la liga, demostró que está muy trabajado defensivamente. En la primera parte tan solo un flojo remate de Arbeloa fue el único remate entre los tres palos del Real Madrid.

Tras el paso por los vestuarios, Ancelotti dio entrada a Marcelo para buscar mayor profundidad en banda izquierda y abrir más el campo. El Real Madrid acentuó su dominio, pero el Olímpic seguía exhibiendo un gran derroche físico, para multiplicar las ayudas y cerrar los espacios a su rival.

Sobrepasado el cuarto de hora, Isco encontró el primer resquicio en la zaga valenciana, pero su disparo encontró una gran respuesta por parte del meta Francis. Apenas un par de minutos después fue Morata quien la tuvo pero disparó excesivamente cruzado.

Ahí se cerró el grifo de las ocasiones para el Real Madrid, que lo intentó sin éxito, aun jugando en superioridad los últimos cinco minutos tras la lesión de Denis, cuando el Olímpic ya había agotado los cambios.

 




Volver arriba