Simeone acepta que se equivocó

La sale mal su apuesta por el lesionado Costa

Si hay algo que se puede reprochar Diego Simeone, es el habérsela jugado con Diego Costa de inicio en la final de la Liga de Campeones.

El técnico del Atlético de Madrid alineó de entrada al ariete hispano-brasileño, apenas una semana después de que Costa sufrió un desgarro en el muslo derecho en el encuentro que le dio a los rojiblancos el título de liga.

Costa no se vio cómodo desde el inicio y Simeone tuvo que quemar uno de sus tres cambios transcurridos apenas nueve minutos, cuando lo sustituyó por Adrián López.

“La responsabilidad de poner a Costa fue mía. Equivocándome, obviamente”, dijo Simeone. “Asumimos la responsabilidad. Al final la decisión no fue buena. Pero nos hubiesen reclamado si no arriesgamos”, enfatizó.

El entrenador dijo que Costa lució bien en el último entrenamiento del viernes, en el que señaló que hizo “cinco piques largos. Estaba rápido”. “Estábamos seguros de que estaba bien”, insistió Simeone. “La decisión evidentemente no fue buena”, concluyó el argentino.

Sin lágrimas

Simeone fue claro cuando les dijo a sus jugadores: “el partido no merece una lágrima, porque lo han dado todo”. Esto lo comentó el argentino en la conferencia de prensa para después recibir una sonora ovación.

“El fútbol es maravilloso por esto. Muchas veces dicen que el ganar es todo, pero la muestra de este aplauso, de la gente que apoyó te hacen ver y clarificar un poco que existe esta parte del fútbol”, expresó el estratega.

Simeone dijo que mañana se reunirá con la directiva para empezar a delinear el próximo torneo.- EFE y AP




Volver arriba