Reinician las obras en estadio accidentado en Sao Paulo

Por STAN LEHMAN

Un grupo de operarios regresa hoy, para reanudar las obras en el estadio Arena Corinthians, uno de los escenarios del Mundial de Fútbol Brasil 2014 y sede del partido inaugural, donde dos operarios murieron por la caída de una de las estructuras metálicas, en Sao Paulo.- (EFE)

SAO PAULO, Brasil (AP).- Las cuadrillas de construcción retornaron el lunes al estadio donde se jugará el partido inicial del Mundial, cinco días después de que dos trabajadores murieran en un accidente y se agudizaran las interrogantes sobre la preparación de Brasil para ser anfitrión del torneo.

Grupos pequeños de albañiles, trabajadores metalúrgicos y otros acudieron a trabajar al estadio Itaquerao de Sao Paulo el lunes temprano. En diálogos con The Associated Press, manifestaron tristeza y dudas al volver a laborar, pero también la resolución de completar el estadio a tiempo para el encuentro inicial de la Copa del Mundo el 12 de junio del 2014.

“Es muy triste, y sé que la tristeza y el temor nos acompañarán hoy al volver al trabajo”, comentó Américo Barbosa, trabajador metalúrgico de 26 años, al llegar al lugar en bicicleta. “Pero todos somos brasileños y los brasileños nunca nos rendimos. Vamos a tener el trabajo listo y el primer partido del Mundial se jugará aquí”.

La empresa de construcción Odebrecht suspendió las obras en el lugar después que una grúa se desplomó el miércoles cuando elevaba una pieza del techo de 500 toneladas, accidente en el que murieron Fabio Luis Pereira, de 42 años, y Ronaldo Oliveira dos Santos, de 44.

Pereira estaba en un camión que fue golpeado por la enorme estructura que se vino abajo, mientras que Santos tomaba un descanso en un área que se suponía era segura.

Antes de reanudar el trabajo, más de 100 trabajadores se congregaron el lunes temprano en la parte opuesta del estadio de donde ocurrió el accidente para participar en una misa en recuerdo de las dos víctimas.

Se desconoce la causa del percance, pero los investigadores dijeron que estudian la posibilidad de que se haya debido a un error humano, un problema con la grúa o que el suelo, erosionado por las lluvias recientes, haya cedido bajo el peso.

Aunque el área del accidente seguía acordonada, las autoridades autorizaron a los 1.350 trabajadores a que reanuden sus tareas en la mayor parte del lugar. Pero el Ministerio del Trabajo congeló el uso de las otras nueve grúas en el sitio hasta que Odebrecht demuestre que ha instrumentado medidas de seguridad adecuadas.




Volver arriba