Real Madrid triunfa y lidera la liga

BARCELONA, España (AP).-  El Barcelona volvió a resbalar el sábado en cancha de la Real Sociedad y perdió comba en la liga española que lidera provisionalmente en solitario el Real Madrid gracias a su victoria previa sobre el visitante Elche. Solo el Atlético de Madrid, que enfrenta el domingo a Osasuna, puede igualar los 63 puntos que acumula actualmente el Madrid tras vencer por 3-0 al equipo franjiverde.

Real Madrid celebra una de sus anotaciones ante el Elche

El 3-1 endosado por la Real al Barsa deja al equipo que dirige el argentino Gerardo Martino con 60 puntos por la 25ta fecha, y la incómoda condición de perseguidor del gran rival blanco por primera vez en la temporada. Alex Song marcó en arco propio a los 32 minutos y, tras igualar momentáneamente el argentino Lionel Messi (36) con su 14ta diana liguera, la Real decantó la balanza con goles de Antoine Griezmann (54) y David Zurutuza (59), subiendo al quinto lugar con 43 unidades y vengando su eliminación en la Copa del Rey a manos del Barsa, que no vence en feudo “txuri-urdin desde 2006.

“No sé si es un paso atrás con la igualdad que hay, pero tenemos que afrontar cada partido como una final y hoy no lo hemos hecho”, denunció el mediocampista Andrés Iniesta. El Madrid alargó a 26 partidos su racha invicta en el total de competiciones gracias a los tantos de Asier Illarramendi (34), Gareth Bale (71) e Isco Alarcón (81). Fue el tercer triunfo del equipo “merengue” en los tres partidos ligueros disputados sin su astro Cristiano Ronaldo, sancionado en ese tramo pero disponible para el clásico contra el Atlético que debe disputarse en la fecha siguiente. Pendiente también de jugar el miércoles ante el Schalke 04 por la Liga de Campeones, el técnico local Carlo Ancelotti dejó en la banca al central Sergio Ramos para evitar que sumara su quinta tarjeta amarilla, significativa de sanción, y asegurar así su disponibilidad para el clásico madrileño. “El juego pudo ser mejor, pero en este momento de la temporada debemos ser más concretos y lo hemos sido.

Estoy satisfecho porque no hemos concedido nada atrás”, declaró Ancelotti. Falto de colmillo y pretensiones arriba, el Elche intentó cubrir sus espaldas pero cayó víctima de una jugada a balón parado y cierto infortunio, pues el rechace empalmado por Illarramendi tras servicio del argentino Angel Di María lo alteró el visitante Manu Del Moral en su camino a la red para el 1-0.

Necesitado de puntos, el conjunto visitante dio un paso adelante tras el descanso con el permiso del Madrid, que apenas hilvanó jugadas de mérito hasta que apareció Bale para cabecear fuera una diagonal de Illarramendi y finalmente sentenciar el partido en exhibición de su zurda con un golpeo limpio, lejano y letal del balón, que superó el vuelo de Herrera y tocó en el travesaño antes de caer en el arco. Di María y Benzema cocinaron nuevamente el tercero, profundizando por banda izquierda para asistir a Alarcón, quien batió al arquero por el palo más cercano.

El Barsa se vio pronto en desventaja en San Sebastián, nuevamente víctima de su vulnerabilidad defensiva a balón parado, cuando Song no acertó a despejar un centro en pugna con Gorka Elustondo y acabó empujando el balón al arco. Mal parados atrás, los azulgranas sufrían el acoso de la Real y en especial el mexicano Carlos Vela, quien tiró desmarques, trazó pases con veneno y probó remates de todo tipo. Pero delante el Barsa lucía mejor, también con Iniesta de repartidor de caramelos, pese al nulo protagonismo de Neymar en su vuelta al once inicial. El bajo perfil de Messi al inicio, más que síntoma de preocupación, deparó una emboscada cuando “La Pulga” adivinó el arribo de Martín Montoya, tiró pared con el lateral, recibió tras maniobra de distracción de Sergio Busquets y ajustició al chileno Claudio Bravo con un disparo raso y esquinado, solo al alcance de los pistoleros más despiadados.

El recital de fallos defensivos del equipo de Martino se agrandó con un mal rechace de Gerard Piqué que Vela mandó a la grada con la zurda, y los ánimos llegaron calientes al descanso, con disputas en el túnel de vestuarios que resultaron en la expulsión de técnico rosarino. El Barsa siguió incómodo ante el acoso realista en la reanudación e igual de disperso en labores de contención, pagando el precio en el segundo de Griezmann, servido por Vela tras saque largo de Bravo y testarazo atrás del barcelonista Marc Bartra. Una excelente intervención del chileno a cabezazo de Song mantuvo la ventaja local y la Real siguió llegando en oleadas, penalizando nuevamente la parálisis azulgrana con el tercero de Zurutuza, pisando área imperturbado y anticipándose a Víctor Valdés con el exterior del botín.

Desquiciado el equipo de Martino, Vela aún pudo endurecer el correctivo con un zapatazo al poste a poco del final. “La Real mereció ganar. No hice la lectura correspondiente del partido y busqué más profundidad poniendo un delantero más. La decisión de no cambiar también fue errónea”, analizó Martino, quien negó haberse enzarzado con rival alguno. “No tengo nada que decir sobre mi expulsión. Hay situaciones que provocan la derrota y el árbitro tomó una decisión”, zanjó. La jornada registró también dos empates: 1-1 entre Celta de Vigo y Getafe, y el 0-0 final del Almería-Málaga.

Etiquetas: