Real Madrid vence 2- 0 al Granada

Por ALEX OLLER

Cristiano Ronaldo del Real Madrid desde Portugal celebra su gol durante el partido entre el Real Madrid y Granada en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid.- (AP)

BARCELONA, España (AP).- Cristiano Ronaldo presentó el sábado el trofeo al Balón de Oro con el que fue premiado hace 12 días a los aficionados del Real Madrid y luego les regaló un gol digno del galardón, que abrió la victoria del equipo blanco 2-0 sobre el Granada, y le colocó en la punta de la liga española.

El noveno triunfo consecutivo del Madrid le dejó líder del campeonato con 53 puntos, a esperas de lo que hagan el domingo el Barcelona y el Atlético de Madrid, que marchan transitoriamente segundo y tercero, respectivamente, con 51 unidades cada uno.

Los azulgranas jugarán en casa ante el Málaga mientras que el Atlético visitará al vecino Rayo Vallecano. El Madrid, que logró recortar cuatro puntos de desventaja en las dos últimas fechas, ya durmió líder en solitario el pasado sábado, pero luego fue rebasado por ambos rivales en la fecha dominical.

El gol de Cristiano, anotado a los 56 minutos, llegó con Gareth Bale en la caseta tras sufrir una nueva lesión por un duro golpe propinado por el colombiano Jeison Murillo, y significó su 22da diana del campeonato, en que figura como máximo cañonero tras 21 fechas. Karim Benzema (74) marcó el segundo del choque y 11ro de su cuenta particular, castigando a un Granada que marcha provisionalmente décimo con 24 puntos.

La programación sabatina se completa con los cotejos Valladolid-Villarreal, Valencia-Espanyol y Sevilla-Levante. La hora de inicio de partido en el estadio Santiago Bernabéu fue de siesta y la primera mitad también, con escaso ritmo marcado por el Madrid y menos ambición de parte de un Granada concentrado pero conformista con el empate, considerado un premio notable para un equipo que no gana en feudo “merengue” desde hace 40 años.

Ninguna ocasión de gol contabilizaron los andaluces previo al descanso, mientras que, una vez entregado el Balón de Oro a Cristiano, el portugués se obstinó en repetir ejercicios desde larga distancia, ubicando el balón en la grada a cada ocasión. Más se acercó el chileno Javier Iturra, quien cabeceó a su propio travesaño un cruce del madridista Daniel Carvajal; y luego Sergio Ramos, cuyo remate aéreo también se perdió por encima del arco granadino.

Impreciso el argentino Angel Di María e igualmente desdibujado Bale, el juego del Madrid apenas progresaba por las bandas y tampoco encontraba socio participativo arriba en Benzema. Pero el bostezo general se quedó en boca abierta con un detalle de lujo de Cristiano al filo del descanso, cuando ejecutó una espectacular chilena que repelió felinamente Roberto Fernández.

Lo que pareció un detalle valedor del precio del boleto fue solo un avance del gol decisivo que anotaría el considerado mejor jugador del mundo por parte de la FIFA en la segunda mitad, en que el equipo de Carlo Ancelotti ganó finura y dinamismo con la entrada de Jesé Rodríguez por Bale. Tras una primera incursión de Luka Modric, con toque final por encima del arco, el croata conectó en el centro del área con Cristiano, quien midió la marca de Diego Mainz, amagó disparo, pisó el balón y soltó un zurdazo esquinado, lejos del alcance de Fernández.

El portugués aún pudo repetir con un latigazo al cuerpo del arquero y un tiro libre desviado por Pepe al travesaño, pero se contentó de participar en el segundo de Benzema, quien empujó a placer la cesión final de Marcelo. Yaché Brahimi por fin llamó a la puerta por el Granada, pero el Madrid no sufrió en exceso para mantener su arco invicto por séptimo cotejo seguido.




Volver arriba