Puyol lleva un año sin jugar dos partidos completos de forma consecutiva

 

BARCELONA (EFE).- La regularidad no acompaña al capitán del Barcelona, Carles Puyol, que, debido a sus problemas físicos y a la dosificación de su actual entrenador, Gerardo ‘Tata’ Martino, lleva un año sin jugar dos partidos completos de forma consecutiva.

La última vez que el central catalán consiguió encadenar dos encuentros enteros fue el 30 de enero de 2013, cuando Tito Vilanova le alineó como titular en el partido de ida de la semifinales de la Copa del Rey ante el Real Madrid, tres días después de disputar los 90 minutos ante el Osasuna en Liga.

Desde que en octubre de 2013 reapareciera de su larga lesión en la rodilla derecha, que lo apartó 220 días de los terrenos de juego, ha completado los 90 minutos en siete encuentros, tres de Liga (Celta, Betis y Osasuna) y cuatro de la Copa del Rey, correspondientes a las eliminatorias ante el Cartagena y el Getafe.

En total, suma 10 partidos de los 31 disputados hasta la fecha -entre Liga, Copa del Rey y Liga de Campeones-, con una participación de 646 minutos.

Así, Puyol, de 35 años, se ha convertido en el cuarto central de la plantilla por detrás de Piqué y Mascherano -teóricos titulares- y de Marc Bartra, jugador con el que ha compartido más encuentros en el eje de la defensa azulgrana.

Su participación ha ido ligada a las constantes rotaciones que ha realizado Martino, quien, según ha ido reconociendo durante la temporada, prefiere dosificar al internacional español. De hecho, el técnico argentino lo ha dejado fuera de la convocatoria -por decisión técnica- en ocho ocasiones.

“No es que no lo vea para jugar partidos sucesivos, pero tampoco veo la necesidad de que corramos riesgos. Le hace bien tanto al equipo y como a él porque así va intercalando partidos con entrenamientos”, señaló Martino para explicar su ausencia en la lista del último partido de Liga ante el Levante.

Anoche, en la victoria de su equipo (1-4) en la ida de los cuartos de final de la Copa del Rey ante el conjunto valenciano, fue sustituido en el minuto 57 por Mascherano después de sufrir una contusión en su tobillo izquierdo.

Tras las pruebas que le han realizado hoy en Barcelona, la evolución en las próximos días marcará su disponibilidad para el próximo encuentro de Liga ante el Málaga.

Se trata pues de la trigésimo séptima lesión del defensa de La Pobla de Segur (Lleida) desde que es profesional, unos problemas físicos que tan sólo le han dejado participar en 80 de los 157 encuentros que el Barça ha disputado en las últimas tres temporadas.

Santo y seña del club catalán, su inserción en el equipo, después de su grave lesión en la rodilla, está siendo más lenta de lo esperado.

‘El fichaje’ de Puyol -así lo definió Martino cuando frenó la incorporación de un central confiando en su estado de forma- no acaba de carburar. En su decimocuarta temporada de azulgrana, el defensa más laureado de la historia del club no encuentra su sitio.




Volver arriba