Navas rozó la perfección con paradas y rechaces que le convierten en héroe

 

Alfonso Gil

VALENCIA (EFE).- Paradas inverosímiles, balones sacados cerca de cualquier ángulo de la portería, rechaces por alto y por bajo y el correspondiente agradecimiento a Dios al final del partido marcaron la mejor actuación hasta ahora del costarricense Keylor Navas en la portería del Levante.

Fue en el partido Sevilla-Levante, jugado en el estadio Sánchez Pizjuán de la ciudad andaluza y que acabó con victoria del conjunto valenciano por 2-3 tras un festival de paradas de Navas, que se ha convertido en el jugador más importante de su equipo a lo largo de la temporada y que tuvo en Sevilla una noche inolvidable.

“Tan solo le pido a Dios salud para poder jugar, trabajar, vivir este sueño y ayudar a mis compañeros”, ha afirmado el héroe del Levante en Sevilla, en declaraciones facilitadas por su club.

Navas recibió dos goles, uno en cada tiempo, en dos acciones imposibles de resolver, pero que fueron la excepción en un encuentro plagado de aciertos en el que, además, vio como el Sevilla fallaba un penalti, enviado por Iván Rakitic al poste cuando el marcador era de 1-1.

El balón iba muy ajustado y por eso se estrelló en la madera, pero Keylor había intuido el lugar del lanzamiento y se lanzó perfectamente. En el caso de haber ido entre los palos, casi seguro lo habría rechazado.

La guinda a la fiesta vivida por el Levante en Sevilla la pusieron los compañeros de Keylor, que en un alarde de efectividad, convirtieron en gol la práctica totalidad de las oportunidades de que dispuso el equipo en este encuentro, lo que les permitió ganar con una remontada incluida.

El guardameta, de 27 años, cumple su tercera temporada en Levante, club al que llegó procedente del Albacete donde debutó en el fútbol español en la campaña 2010-2011 y al que llegó desde el Saprissa costarricense.

Hasta esta temporada, Keylor Navas no había tenido protagonismo en la meta del Levante, ya que el titular era el uruguayo Gustavo Munúa y a Navas le quedaba jugar en la Copa del Rey y, en la pasada campaña, la 2012-2013, en los partidos de la Liga Europa, en la que el Levante vivió su debut histórico en competiciones europeas.

Este año, tras la salida de Munúa en el club, la titular ha sido para Navas, que se ha convertido desde el primer momento en la principal referencia del equipo.

Tras el encuentro de Sevilla, Keylor admitió que el partido había sido muy importante y que lo iba a guardar como recuerdo. “Soy de Costa Rica y cuando regrese a mi país, si Dios lo permite, lo tendré porque esto es un sueño”, indicó el futbolista cuando se le preguntó si lo iba a conservar para enseñarlo a generaciones posteriores.

Para el entrenador del Levante, el sevillano Joaquín Caparrós, quien personalmente tuvo la oportunidad de ganar por primera vez en Liga en su estadio al equipo del que ha sido entrenador y es seguidor, Keylor Navas supone para el Levante lo mismo que Diego Costa para el Atlético de Madrid.

Al respecto Keylor no entró en comparaciones, sino que se limitó a indicar que está feliz por jugar y por darlo todo en el campo el Levante.

Caparrós también explicó que estaba deseoso de que llegara el cierre del mercado del fichajes para que nadie tuviera la tentación de hacer una oferta por Navas.

“Yo estoy tranquilo, tengo contrato con el Levante, soy feliz, juego y este club me ha dado una gran oportunidad”, indicó el portero costarricense que, con toda probabilidad, defenderá como titular la portería de su selección en el Mundial de este año en Brasil.

“Hay que seguir por este camino. No podemos dar menos”, indicó Keylor, quien recordó que al Levante todavía le faltan puntos para la permanencia y destacó la efectividad de sus compañeros en ataque como uno de los factores importantes para la buena marcha del equipo.




Volver arriba