Messi saca al Barca del hoyo

El argentino resuelve la eliminatoria frente al City

Lionel Messi conduce el balón, ayer en el Camp Nou. A la derecha Ezequiel Lavezzi celebra el gol de la victoria del París Saint Germain

Un gol de Lionel Messi mediada la segunda mitad resolvió la eliminatoria de octavos de final contra el Manchester City y le dio al Barcelona un mes más de crédito en medio de una crisis, el tiempo que, como mínimo, seguirá vivo en la Liga de Campeones.

Sufrió el equipo azulgrana para ganar 2-1 (4-1 global) un partido que jugó de más a menos y en el que pasó algunos apuros, especialmente al inicio de la segunda parte, cuando el conjunto inglés tuvo sus opciones de darle la vuelta a la eliminatoria.

Con el seleccionador de Argentina, Alejandro Sabella, viendo el partido desde el palco, Messi anotó a los 67 minutos en gran definición frente al arquero, abriendo una victoria que en los últimos dos minutos contó también con tantos de Vincent Company (89′) por el City y Dani Alves (90′) por los anfitriones.

Y eso que el Barca salió a tumba abierta, como si fuera él y no el City el que debía remontar una diferencia de 2-0 luego del juego de ida. Se le vio herido en su orgullo tras malas actuaciones en la Liga española.

Aparece el “Messías”

Lionel Messi, sin duda el mejor jugador de la noche, protagonizó uno de sus dribles memorables antes de quedarse sin fuerzas para batir a Joe Hart y provocó un pénalti que el árbitro no pitó en los primeros minutos.

El City decidió frenar con patadas el dominio local. Una docena de faltas en la primera media hora sirvieron para templar el juego del Barca con amplia posesión de balón.

En el bando contrario, un remate de primera intención desviado de James Milner, otro muy alto de David Silva y un tiro inocente de Samir Nasri, que Víctor Valdés atajó sin problemas, tras una asistencia de espuela de Silva, fue lo más destacable.

De ida y vuelta

El partido se rompió definitivamente tras la reanudación. Edin Dzeko, recién ingresado en el terreno de juego, puso en serios apuros a Valdés con un disparo seco y un cabezazo.

Pablo Zabaleta, en un rechace, tuvo la tercera oportunidad de los británicos en menos de cinco minutos, pero le pegó mal al esférico, y Messi, en jugada personal, replicó estremeciendo el poste.

“La Pulga” no volvió a fallar: aprovechó un error de Joleon Lescott, quien se enredó con la pelota tras un pase de Cesc Fábregas, y tocó con suavidad a la salida de Hart. El conjunto de Manchester se desinfló a partir de entonces, más aún cuando el árbitro, quizá por compensación, obvió otro pénalti, esta vez de Gerard Piqué a Dzeko, una jugada que encima les costó la segunda amarilla a Zabaleta, quien reclamó airadamente.

En el otro duelo de ayer, el París Saint Germain derrotó 2-1 al Bayer Leverkusen para un marcador global de 6-1. El quinto gol del argentino Ezequiel Lavezzi en sus últimos seis partidos sentenció la victoria del campeón francés, que remontó un temprano marcador adverso por el tanto de Sidney Sam (6′). Marquinhos igualó a los 13′.

El mexicano Andrés Guardado jugó los 90′ con el Bayer.- EFE y AP




Volver arriba