Lluvia de cerveza en festejo bávaro

Guardiola emula a Sergio Ramos: deja caer el trofeo

Josep Guardiola, al momento de soltar el trofeo de campeón, ayer

El Bayern Múnich celebró la conquista de su título 24 de la Bundesliga tras el último encuentro de la campaña.

Philipp Lahm, el capitán del club, alzó el escudo metálico que acredita al campeón, lo que desató una fiesta en medio de una lluvia de confeti rojo y blanco, después de que un gol de Claudio Pizarro en los descuentos garantizó la victoria, 1-0, sobre el Stuttgart.

Luego vino el tradicional baño de cerveza, del que participó el técnico Pep Guardiola, el blanco predilecto de los jugadores jubilosos que buscaban vaciar sus vasos encima de alguien.

El otrora entrenador del Barcelona ayudó a que el Bayern defienda su cetro, asegurándolo cuando restaban todavía siete fechas, una antelación sin precedente.

Guardiola, en su primera campaña al frente del conjunto bávaro, resintió los efectos del baño. El trofeo se le resbaló de las manos mojadas, por lo que muchos compararon el suceso con la Copa del Rey que dejó caer el madridista Sergio Ramos en 2011. “Es muy bonito, pero pesa”, señaló el entrenador, sobre el escudo de 11 kg.

Más tarde, unos 15,000 espectadores ovacionaron al club en la Marienplatz ubicada en el centro de la ciudad. Los jugadores y el técnico mostraron el trofeo desde el balcón del palacio del ayuntamiento. Con pantalones tradicionales bávaros, hechos de cuero, los futbolistas y Guardiola celebraron.

“Estoy muy orgulloso de este equipo y de ustedes. Los amamos. Soy ahora muniqués. ‘¡Mia san mia!’”, dijo Guardiola, quien recurrió a la frase tradicional que usan los seguidores del Bayern y que significa, “somos quienes somos”.- AP

Encuentra en nuestro sitio un vídeo de la celebración del título del Bayern Múnich.




Volver arriba