Joseph Blatter: Deceso de Mandela, “señal celestial”

El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, en compañía de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff y los presentadores Fernanda Lima y su esposo Rodrigo Hilbert, durante el sorteo del Mundial de Fútbol Brasil 2014 en Costa do Sauipe.- (EFE)

COSTA DO SAUIPE, Brasil (AP).- El hecho de que el deceso de Nelson Mandela haya ocurrido en la víspera del sorteo que definirá los grupos para el Mundial, de cuya edición anterior Sudáfrica fue sede, constituye una “señal celestial”, a juicio del presidente de la FIFA, Joseph Blatter.

“Es una señal, una gran señal celestial, el hecho de que él fallezca en el momento en que comienza una nueva Copa del Mundo. Y él dijo en aquella época (el Mundial de Sudáfrica), `vamos a celebrar la humanidad mediante el fútbol”’, expresó Blatter el viernes a la prensa.

“Así que celebremos la humanidad mediante el fútbol y celebremos a Nelson Mandela, y todo lo que ha hecho en su vida y en nuestro mundo”. El jueves, Blatter había emitido un comunicado en el que dijo que el expresidente sudafricano fue “probablemente uno de los grandes humanistas de nuestro tiempo”.

Agregó que él y Mandela compartieron “una creencia inquebrantable en el extraordinario poder del fútbol para unir a la gente en paz y amistad”.

Una de las últimas grandes apariciones públicas de Mandela fue durante la ceremonia de clausura de la Copa del Mundo del 2010 en Sudáfrica. Blatter se encuentra en Brasil para el sorteo del Mundial del 2014, que se realizaba el viernes a fin de determinar los grupos de los 32 países que disputarán el torneo del próximo año. Sudáfrica no se clasificó a este nuevo Mundial.

El presidente de la FIFA dijo que las banderas de las 209 asociaciones miembro en la sede de la FIFA serán izadas a media asta y habrá un minuto de silencio antes de la próxima ronda de partidos internacionales. Se desconoce si durante la ceremonia del sorteo se realizará algún acto o mención especial tras el deceso del líder de la lucha contra la segregación racial en Sudáfrica.




Volver arriba