Festín rojiblanco

Festín rojiblanco

El Atlético, una aplanadora sobre el alicaído Milán

Mario Mandzukic, (izquierda) del Bayern Múnich, ante Bacary Sagna

MADRID (AP).- Con un doblete de Diego Costa, el Atlético de Madrid aplastó ayer 4-1 al Milán para clasificarse a los cuartos de final de la Liga de Campeones por primera vez desde 1997.

Costa, el brasileño naturalizado español que acaba de debutar con la selección campeona del mundo, abrió la cuenta con un acrobático remate a los tres minutos, cuando aprovechó una pérdida de balón del club italiano para pegarle de tijera.

“No fue tan fácil como parece”, dijo Costa. “Creo que hemos hecho un gran partido ante un gran rival”.

Ese rival es uno que con siete Copas de Europa en sus vitrinas, pero que actualmente atraviesa por horas bajas, una sombra de los equipos rossoneri que marcaron época en la década de los 90.

Su nuevo técnico, Clarence Seedorf, tampoco ha podido sacarle del pozo en la Serie A, donde se encuentra a mitad de tabla y en riesgo de quedarse fuera de las próximas citas continentales.

El brasileño Kaká empató transitoriamente a los 27′, un gol que por un fugaz momento hizo creer en conseguir la clasificación.

Pero el turco Arda Turán le devolvió la delantera al anfitrión a los 40′, con una volea que superó al arquero Christian Abbati.

El Atlético sentenció la eliminatoria con los goles de Raúl García a los 71′ y Costa a los 90′. El equipo rojiblanco ganó la serie con global de 5-1. “Sólo cuando llegamos al tercero me sentí tranquilo”, comentó Diego Simeone, el técnico argentino del Atlético.La eliminación del Milán significa que los cuartos de final de la “Champions” no tendrán equipos italianos.Tras anular a Mario Balotelli, la punta de lanza del ataque del Milán, los colchoneros no aflojaron con su intensidad.”Me siento feliz porque hay un grupo de hombres que interpretan bien el fútbol, de una manera extraordinaria, con una pasión enorme por el juego”, indicó Simeone.Michael Essien quedó en evidencia, desbordado por la velocidad de los jugadores del Atlético. Fue precisamente un balón perdido por el volante que acabó en el primer gol de Costa.Pero el Milán no bajó los brazos y logró meterse en el partido al aprovechar un rato letárgico del Atlético. Kaká cabeceó un centro de Andrea Poli al segundo palo para empatar el duelo.Kaká lo tuvo para el 2-1 tras otro defensivo de los dueños de casa, pero el testarazo del brasileño salió por encima del travesaño estando solo dentro del área.Perderse ese gol le costó caro al Milán, ya que el Atlético volvió a adelantarse cuando Turán bajó con el pecho el balón y definió con una volea cuya trayectoria fue desviada por un defensa milanista y se metió al fondo.”El segundo gol nos mató”, dijo Seedorf. “No pudimos recuperar mentalmente de ese golpe”.La frustración de Balotelli apareció cuando fue amonestado por protestar poco antes del descanso.Mientras el Milán se diluía, el Atlético no sacó el pie del acelerador con Costa como su guía.”Está llamado para hacer grandes cosas, tiene la humildad como base, nadie le regaló nada, salió para ser mejor y hoy todo es debido al esfuerzo, al trabajo y al querer, y eso es bueno para su futuro”, elogió Simeone a Costa.También ayer, el Bayern Múnich avanzó tras empatar de local 1-1 con Arsenal, sellando una victoria 3-1 en el marcador global.

Sin “favoritos”

Tanto Simeone como Costa no quisieron hablar de gustos por rivales en particular en la siguiente etapa. “No soy de la idea de ponerme a decir éste o el otro, si digo éste y perdemos te quieren matar”, dijo Simeone.”Ahora no hay que elegir, todos los rivales están en cuartos son muy buenos”, añadió Costa.

Bayern | Cumple a medias

A media máquina, sin brillo, el Bayern Múnich cumplió en la Liga de Campeones.

Con lo justo

El equipo de Pep Guardiola consiguió ayer un empate a uno con el Arsenal para avanzar a los cuartos de final. El campeón europeo superó la serie por los octavos de final con marcador global de 3-1, luego de su triunfo 2-0 en el partido de ida.

En el complemento

Bastian Schweinsteiger marcó por el Bayern a los 55, al concretar un centro de Franck Ribery, para que los locales ampliaran su ventaja en el global. Lukas Podolski empató dos minutos después.

Sensible baja

El mediocampista Mesut Ozil estará de baja varias semanas al lesionarse durante el partido.




Volver arriba