Felipe VI se une al adiós a Di Stéfano

El rey Felipe VI se santigua junto al presidente del Real Madrid, Florentino Pérez (izquierda), en la capilla ardiente de Di Stéfano

Miles de aficionados hicieron fila durante horas en pleno calor veraniego para hacer un homenaje y llorar la muerte del grande del Real Madrid Alfredo Di Stéfano.

Las filas se extendieron a lo largo de varios cientos de metros alrededor del Estadio Santiago Bernabe, desde antes de que se abrieran las puertas para permitir a los aficionados pasar ante el ataúd de Di Stéfano, que estaba envuelto en una bandera del club merengue.

La fila tenía casi la misma extensión a las 8 de la noche, tiempo local, un hora antes de que la capilla improvisada cerrara, cuando el rey Felipe VI llegó al lugar para rendir tributo al jugador más grande en la historia del equipo.

“Fue una figura única e irrepetible en el fútbol mundial, y una persona extraordinaria”, dijo el monarca, quien agregó que siempre admiró a Di Stéfano.Cuando llegó, el rey saludó, estrechó manos y habló con decenas de dolientes que se encontraban en la fila y volvió a hacerlo a su salida.Di Stéfano, quien ayudó a formar y consolidar la reputación del Madrid como el club más exitoso del fútbol europeo, murió el lunes a los 88 años, dos días después de sufrir un ataque cardiaco en una calle cercana al estadio.Reconocido por su velocidad, versatilidad y visión estratégica del juego, Di Stéfano ayudó al Madrid a ganar cinco copas de campeones de Europa en forma consecutiva y dos veces fue elegido como el mejor jugador de Europa.

Entre las personalidades que estuvieron en la improvisada capilla estuvieron el arquero del Real Madrid y capitán de la selección española Iker Casillas. El ex jugador madridista Paco Gento, de 80 años, quien fue compañero de Di Stéfano durante su carrera en el club, entre 1953 y 1971, dijo que el argentino fue el jugador más completo que jamás conoció. “Todo lo que hizo era grande, el club le debe mucho”.El estelar holandés Johan Cruyff también estuvo entre los miles que expresaron su admiración por Di Stefano. “Era mi ídolo. Uno de los mejores del mundo. Disfrutaba muchísimo con él porque hacía cosas muy bonitas jugando al fútbol”.Los aficionados escribieron mensajes de condolencia en una pizarra blanca colocada por el club. Entre ellas se leían frases como “Don Alfredo, gracias por tu fútbol, gracias por hacer grande a este club”; “La historia es tuya, Saeta. Llegaste a la cima y te tocó subir al cielo. Eterno 9″.En una carrera que se desarrolló en tres países -Argentina, Colombia y España- desde 1945 hasta 1966, Di Stéfano anotó 789 goles en 1,090 partidos disputados.- AP




Volver arriba