Falcao confía en ir a Brasil

OPORTO, Portugal (AP).— Radamel Falcao no se resigna a no ir a la Copa Mundial de Brasil.

“Estoy convencido de que las cosas van a salir y podré dar lo mejor de mí (en el Mundial)”, dijo el delantero colombiano el lunes durante una conferencia de prensa en un salón del hospital Trindade de Oporto donde fue operado el sábado de una rotura de ligamentos de la rodilla izquierda.

“Cuando me dijeron en el primer momento que tenía una lesión grave y que había una pequeña posibilidad (de participar en el Mundial), no me importaba si era 10, 20, 50%. Yo me aferro a ella”, declaró Falcao. “Esa es mi esperanza y con esa ilusión trabajo diariamente y también tiene que ver mucho mi estado emocional… Esto es algo que hay que manejarlo día a día”.

El “Tigre” ofreció la conferencia junto con el cirujano que lo operó, el médico portugués José Carlos Noronha, y el médico jefe de la Federación Colombiana de Fútbol Carlos Ulloa.

“Lo que tenía que haber llorado ya lo lloré y ahora estoy con mucho ánimo, con mucha convicción, con una gran disposición y mentalizado a hacer todo lo que esté en mis manos”, dijo al rememorar el momento en que sufrió la grave lesión. El cañonero indicó que en el instante de la jugada que generó la lesión presintió algo delicado.

“El vídeo lo observé una vez y he tratado de no verlo nuevamente, me causa mucha impresión pero son situaciones que se presentan, no se pueden manejar en el fútbol… No quiero detenerme a pensar en algo que ya no se puede resolver”, destacó.

“Sucedió en un momento importantísimo de mi carrera y no me lo imaginaba a tan pocos meses de la Copa del Mundo”.

Falcao de 27 años, mostró buen semblante, sonrió y caminó con la ayuda de muletas. Saludó a los medios y agradeció el apoyo que recibe de miles de aficionados y futbolistas desde que se rompió los ligamentos el miércoles pasado en un partido de la Copa de Francia, cuando Soner Ertek, del modesto club Chasselay de la cuarta división, lo barrió desde atrás adentro del área. Falcao lo excusó, al reconocer que no hubo mala intención de Ertek.

“Soner estaba muy `golpeado’ (preocupado) al principio y luego que lo excusé y (que percibió) mi confianza en recuperarme se animó… No tenía motivo para culparse”, subrayó. Admitió que está en una carrera contrarreloj pero espera que no surja ningún problema.

“Sin duda alguna yo creo que el tiempo es algo que no nos sobra, pero bueno, creo que las posibilidades están y esa es mi esperanza”, insistió. “Trato de no pensar si (la recuperación) será a dos, tres cuatro meses, sino enfocarme en el día a día”. Aseguró que no va a tratar de acelerar los tiempos.

“No puedo saltar protocolos, ni plazos, ni tiempos. Lo principal es que se puedan respetar los plazos para una buena rehabilitación. En ningún momento se quiere apresurar los tiempos o la misma capacidad de la rodilla”, subrayó.

El técnico de Colombia, el argentino José Pekerman, ha seguido desde Bogotá el desarrollo de la situación. “José me ha llamado varias veces, estaba muy afectado al comienzo pero ya está más tranquilo”, señaló.

Antes de ofrecer la conferencia, el delantero del Mónaco y de Colombia se había ido a un centro médico acompañado de los especialistas y comenzó a tomar oxígeno hiperbárico.

“El oxígeno hiperbárico ayuda a la cicatrización, la reposición de colágeno, que es fundamental para la maduración del injerto y nos dará una luz de esperanza para que finalmente pueda estar en Brasil”, explicó Noronha. Anotó que si todo marcha satisfactoriamente Falcao podría ir al Mundial pero admitió que durante el proceso pueden surgir dificultades.

“Falcao tiene condiciones físicas y mentales para cumplir los términos (plazos) que propusimos para la recuperación… Él no está dentro del grupo de los miedosos”, destacó.

El astro confesó que la experiencia de encierro en la cámara fue difícil.

“Casi me salgo y el doctor me ayudó para que aguantara la terapia… Simular que uno está a 14 metros bajo tierra es complicado”, relató.

El médico Ulloa agradeció lo hecho por el galeno portugués y expresó, “el doctor Noronha nos abrió una posibilidad para que, Dios quiera, termine con la presencia de Falcao en Brasil… vamos por buen camino”.

Falcao podría ser dado de alta del hospital este martes, y se trasladará a un hotel donde se encuentra su esposa argentina Lorelei Tarón.

El “Tigre” estará en Oporto unas tres semanas antes de regresar a Montecarlo donde seguirá la recuperación. Por el momento no se contempla una estadía en Colombia. “Los tiempos no nos dan esa posibilidad, no lo hemos conversado, en este momento no está contemplado”, explicó.

El doctor Noronha tiene prevista una resonancia magnética cada 30 días para verificar el proceso de recuperación.

“Mi deseo es competir en el Mundial, poderles dar una alegría (a los colombianos). No sé si estaré pero les agradezco los mensajes y las oraciones. Ojalá podamos dar buenas noticias”, expresó el astro.

La recuperación promedio en este tipo de lesiones es de no menos de seis meses, a veces más, aunque hay casos en que toma menos tiempo. Colombia debuta en el Mundial el 9 de junio.

El cirujano Noronha no estuvo de acuerdo en la opinión de algunos colegas, quienes respaldados en estudios creen que no se puede pensar en una rehabilitación menor a seis meses. El ex médico jefe de la selección de Colombia, Edgar Muñoz, es uno de ellos.

“Esos estudios fueron hechos casi todos en momentos donde no se contaba con la actual tecnología… Falcao es un gran atleta y su condición física ayudará muchísimo”, aseguró.

Noronha informó que el futbolista adelantará durante 10 días una etapa de la rehabilitación en la sede del Porto. El “Tigre” formó parte de ese club entre 2009 y 2011.

Falcao se refirió a la grave lesión que sufrió en la otra rodilla, la derecha, en enero de 2006, cuando comenzaba a lucirse en River Plate de Argentina. Reapareció después de seis meses.

“La otra lesión fue mucho más compleja y he notado que esta recuperación ha sido mucho más rápida, del cielo a la tierra, ha sido positiva. Hago cosas que la verdad, recordando esa lesión, no hice, lo que hago ahora tan pronto pasó la cirugía”, indicó.

Han surgido numerosas muestras de apoyo para el “Tigre”. Aficionados colombianos con camiseta amarilla llegaron a Oporto desde distintos lugares de Europa y se concentraron frente al hospital.

El futbolista colombiano Felipe Pardo, miembro del Sporting Braga, lo visitó el lunes. “Me formé al lado de Falcao, su padre Radamel me orientó al comienzo… El `Tigre’ está muy animado, es el mejor nueve del mundo”, dijo Pardo a los periodistas.

Jackson Martínez, miembro de la selección de Colombia y quien sucedió a Falcao en Porto, así como Juan Fernando Quintero, otro integrante de este plantel, han estado pendientes de su amigo, al igual que Fredy Montero del Sporting.

“Ellos, los jugadores, me enviaron mensajes de apoyo y hablé con Felipe. Todos están pendientes de mi situación y he tratado de agradecerles por el cariño”, dijo.

El presidente de Colombia Juan Manuel Santos, de regreso de Suiza donde estuvo en una visita oficial, fue hasta el hospital el sábado, después de la intervención.

“Me aferro a mi familia y a las personas que más quiero. El estar rodeado de ellas es clave para subir el ánimo”, concluyó Falcao, oriundo de Santa Marta, en el Caribe colombiano.




Volver arriba