Evadió presidente del Bayern más de 37 mdd en impuestos

 

BERLÍN (NOTIMEX).- El presidente del equipo de fútbol alemán Bayern, Uli Hoeness, reconoció hoy que evadió impuestos por 27.2 millones de euros (unos 37.7 millones de dólares), ante un tribunal de Munich durante el tercer día del juicio en su contra.

Su admisión abre la puerta a un juicio rápido en el que, salvo sorpresas de última hora, mañana jueves se podría dar a conocer una sentencia. La defensa de Hoeness busca pactar una condena.

‘La defensa considera las cifras —aportadas por los servicios fiscales bávaros—, no tenemos nada que discutir’, dijo el abogado de Hoeness, Hanns W. Feigen, este miércoles en la ciudad alemana de Munich ante el Tribunal.

Con esta declaración, el imputado admitió su culpabilidad por una suma mucho mayor a los 3.5 millones de euros (4.8 millones de dólares) por la que era investigado, pero también mayor a lo que él mismo confesó a comienzo de este juicio por 18.7 millones de euros (unos 26 millones de dólares).

El caso estalló en 2013, cuando la prensa reveló que el presidente del conjunto bávaro había ocultado una gran suma de dinero en Suiza.

La razón no es sólo que el Bayern es uno de los equipos de más éxito en el mundo —ganó el año pasado la Champions League y puede volver a ganar este año—, sino también que Hoeness siempre había puesto su rectitud moral como un ejemplo.

El presidente de ese club es de hecho una figura cercana a la Unión Socialcristiana (CSU) el partido conservador que gobierna hace décadas en el estado de Baviera, jugó y fue directivo del Bayern antes de convertirse en su presidente.

Hoeness optó por denunciarse a sí mismo al fisco, para regularizar su situación mediante el pago de una multa, pero el tribunal mostró sus dudas desde el principio sobre su confesión.

La autodenuncia se dio después de que el fisco alemán ya había manifestado sospechas de que estaba realizando evasión fiscal.

‘La estrategia de la defensa de Hoeness es bastante clara: en el juicio contra el presidente del Bayern no se busca tanto la verdad, sino alcanzar un acuerdo’, opinó el columnista Heribert Prantl del diario Suddeutsche Zeitung.

Según este experto, la estrategia de defensa es aparentemente un fracaso tanto jurídico como de imagen para el directivo. Sin embargo, esto despierta sospechas que se quiera evitar una investigación más profunda en las cuentas suizas del imputado.

De hecho informaciones que fueron filtradas desde el principio a la prensa alemana hablaron de fortunas ocultas por cifras de ‘tres ceros’, es decir mucho más altas a lo que se llegó a admitir.

Sea cual sea la sentencia, parece difícil que Hoeness permanezca al frente del equipo.

Hasta ahora los miembros del consejo de vigilancia del equipo de futbol no han expresado alguna posición, pero serán obligados a hacerlo en el caso muy probable de una condena.

Además, la afición del equipo se fue alejando del presidente. Si al comienzo del escándalo los aficionados seguían expresando su solidaridad en las pancartas, esta actitud se fue desvaneciendo a medida de que se dieron a conocer detalles de la investigación.

La prensa alemana no para de hacer entrevistas con aficionados decepcionados a medida de que se acerca el momento en que se emitirá la sentencia. Su lectura es unánime: el juicio está dañando la imagen del club.

 

 



Volver arriba