El Villarreal deja escapar la victoria

Giovani Dos Santos jugó los 90 minutos y Javier Aquino entro de cambio en el empate del Villarreal (Foto:EFE)

Villarreal, España. (EFE).-  El Villarreal y el Athletic Club empataron a uno en un intenso partido marcado por la expulsión del central brasileño Gabriel, que dejó al equipo castellonense en inferioridad numérica durante casi media hora.

Pina adelantó a los locales en el inicio de la segunda parte, mientras que Aduriz, que anteriormente había fallado un penalti, empató de cabeza en la recta final del duelo.

Ambos equipos se respetaron demasiado en los primeros compases, sabedores que el que golpeara primero cobraría una vital ventaja. Las ocasiones empezaron a llegar a partir del minuto 22, justo cuando Óliver Torres probó fortuna con un zurdazo desde la frontal que obligó a Iraizoz a atajar junto a su palo derecho.

Pasada la primera media hora de juego llegó la mejor ocasión para el Villarreal en este primer acto. Giovani ejecutó una falta directa que salió rozando la madera cuando ya se cantaba el gol en la poblada grada de El Madrigal.

El Athletic se desperezó sólo un minuto más tarde. Ander Herrera disparó desde la frontal y el balón describió una parábola endiablada tras tocar en Musacchio, lo que provocó que Asenjo tuviera que rectificar para desviar el balón por encima del larguero.

El conjunto vasco disfrutó de un penalti en el minuto 39, justo cuando el colegiado González González señaló el punto fatídico por una mano de Gabriel dentro del área.

Aduriz asumió la responsabilidad de lanzar la pena máxima, pero Asenjo le adivinó la intención lanzándose a su izquierda.

El Villarreal se adelantó en el marcador en la primera jugada del segundo acto (m.47). Óliver le ganó en el cuerpo a cuerpo a Balenziaga, se internó en el área y centró raso para que Pina, en el segundo palo, se lanzara al suelo para anotar.

El equipo castellonense se quedó con diez en el minuto 66. El central brasileño Gabriel vio la segunda amarilla por un codazo a Aduriz en un salto y dejó a su equipo con un hombre menos. Marcelino reaccionó de inmediato y sacó del campo a Uche para dar entrada al serbio Pantic con tal de apuntalar la zaga.

El Villarreal aguantó las embestidas bilbaínas hasta poco del final. Corría el minuto 83 de juego cuando un centro desde la banda derecha de Iturraspe fue cabeceado a la red por Aduriz ante la mirada de Asenjo, que no pudo hacer nada por detener el balón.

Etiquetas:, , , , ,