El United sale a salvar el orgullo

A tranquilizar las aguas frente al Olympiacos tras la escandalosa goleada en la Premier ante el Liverpool

Los porteros del Borussia Dortmund, Roman Weidenfeller (detrás) y Mitchell Langerak, en el entrenamiento del cuadro alemán. A la derecha, Wayne Rooney en el campamento inglés

La situación del Manchester United, cabizbajo tras la humillante goleada del fin de semana en la Liga Premier ante el Liverpool, podría empeorar si queda eliminado de la Liga de Campeones.

Clasificar a los octavos de final de la “Champions” le ofreció un potencial respiro al United y su criticado técnico David Moyes de sus problemas domésticos, sobre todo cuando el sorteo los emparejó con el Olympiacos, que en el papel es un rival menor.

No ha sido así. La derrota por 2-0 en El Pireo durante el partido de ida dejó al United con escasas posibilidades de avanzar a los cuartos de final, con lo que el club se aseguraría una temporada sin trofeos en el turbulento primer año de Moyes en el cargo.

La única cosa positiva a la que se podía aferrar Moyes después de la desmoralizante derrota 3-0 en casa ante el Liverpool el domingo era que los aficionados en Old Trafford siguieron respaldando al equipo hasta el final. Sin embargo, los aficionados del United apenas pueden creer lo que están viendo en la primera temporada tras la marcha de Alex Ferguson: el equipo es séptimo en la Liga Premier, es prácticamente imposible que termine entre los cuatro primeros, suma siete derrotas en 14 partidos en 2014 y sus figuras no rinden.

Si la multitud se llega a volcar contra Moyes, batallaría para conservar el mando. La reacción que Moyes y el equipo reciban hoy, sobre todo si van perdiendo, será disidente. “Pienso que han visto algunas derrotas que no habrían esperado y han respaldado al equipo”, dijo ayer Moyes. “Ellos han visto grandes triunfos aquí en el pasado y verán grandes triunfos en el futuro. Este club es el más grande del mundo. Puede que no se sienta hoy, pero se levantará de nuevo”.

¿Dónde están los goles?

Posiblemente el dato más preocupante para Moyes será este: United lleva apenas 18 goles en su estadio en la Premier esta temporada, la misma cantidad que el colero, el Fulham. El regreso de Wayne Rooney al equipo ha sido el aspecto más alentador de la primera temporada de Moyes, pero su sociedad con Robin van Persie no está fluyendo, y no tuvieron la más mínima sintonía frente al Liverpool. Old Trafford ya no intimida a los equipos visitantes.

Y hay aún más presión sobre United, ya que ganar la Liga de Campeones es la única alternativa para volver a jugar el torneo la próxima temporada.

“Es un momento difícil, un nuevo desafío. No hemos estado en esta situación antes”, dijo el defensa del United, Patrice Evra. “Siempre estábamos jugando para ganar la liga, ganar la ‘Champions’, pero tenemos que mostrar nuestro carácter, nuestra personalidad”.Olympiakos ha ganado todos los títulos griegos desde 1997, excepto dos, y este año aseguró matemáticamente la liga el sábado con un fácil triunfo 2-0 sobre Panthrakikos, con cinco partidos aún por jugar. Los principales jugadores tuvieron descanso el fin de semana mientras que otros se recuperaron de lesiones para una puesta a punto ideal para el club griego de cara a su partido en Old Trafford.”Podemos hacer historia en ese partido”, dijo el delantero paraguayo Nelson Valdez, quien anotó el sábado. “Nosotros no vamos allí para defender. Queremos evitar que el United domine, para evitar que impongan su juego de modo que nosotros seamos los que avancemos”. El defensor español Iván Marcano y el delantero argentino Javier Saviola estaban en el equipo que viajó después de recuperarse de sendas lesiones para volver a entrenarse el lunes.El entrenador Mitchel González se negó a dejarse llevar por la confianza de los jugadores. “No quiero nada que altere nuestro desempeño”, dijo el entrenador español. “Somos conscientes de que 2-0 en el partido de ida no es una gran ventaja, y si vamos allí para clasificar, entonces tendremos que anotar. Sabemos lo mucho que quieren voltear las cosas y ser los que avancen”.

Por su parte, el Borussia Dortmund saldrá confiado con la ventaja de 4-2 que cosechó en su visita al Zenit de San Petersburgo para asegurar su pase a los cuartos de final en el encuentro de vuelta.

El portugués Andre Villas-Boas, nuevo técnico del Zenit, no estará en la banca; será presentado mañana.La “Champions” es la única posibilidad de levantar un trofeo que le queda al Dortmund esta temporada.- AP

Cifras | Manchester United

2-0

marcador mínimo

que necesita el club inglés para seguir con vida en la Champions, pues su eliminatoria se iría a tiempos extras.

3-1

pizarra que no le sirve

al United. Aunque el marcador global quedaría 3-3, el Olympiacos avanzaría porque habría anotado de visitante. Lo mismo sucederá si el “Man U” vence 4-2 ó 5-3 y hay una paridad global.




Volver arriba