El Sevilla golea a medio gas y ya piensa en cita europea ante Valencia

 

Antonio Gutiérrez

SEVILLA (EFE).- El Sevilla goleó jugando a medio gas por 4-0 al Granada en el Sánchez Pizjuán, sigue a la caza de la cuarta plaza que tiene el Athletic Club y ya piensa en la cita del próximo jueves en este mismo escenario ante el Valencia, en la ida de las semifinales de la Liga Europa.

El conjunto sevillano, ayudado por la fragilidad de la defensa del rival, no tuvo problemas para seguir en su buena línea, mientras que el Granada, con 37 puntos, aún tendrá que esperar para estar más tranquilo en la tabla.

Era un partido para que el Granada, tras la sorprendente victoria de la pasada jornada en el Nuevo Los Cármenes ante el FC Barcelona (1-0), la enlazara con otra también de efecto en el Sánchez Pizjuán y llegara a la psicológica barrera de los cuarenta puntos con la que vivir tranquilo los cuatro encuentros que le restan para concluir el torneo ya con la permanencia asegurada.

El desahogo en la tabla de los de Lucas Alcaraz les hizo, no obstante, afrontar el partido sin demasiada presión, la que sí tenía el Sevilla ante la posibilidad de seguir presionando al Athletic y desbancarle de la cuarta plaza en el tramo final de la Liga.

El entrenador sevillista, Unai Emery, pese a que el próximo jueves en este mismo escenario tiene la trascendente visita del Valencia, sólo le dio descanso a uno de sus goleadores, el colombiano Carlos Bacca, que se quedó en el banquillo en el inicio y por él salió el alemán Marko Marin.

El equipo local fue el que quiso tener el protagonismo con el balón ante un rival que tampoco renunció a acercarse a la meta del portugués Antonio Alberto Bastos ‘Beto’ cuando dispuso de huecos en el centro del campo para profundizar.

En ese discurrir del juego, el choque se le puso de cara a los hispalenses poco antes de que se cumpliera el primer cuarto de hora en un desafortunado lance de los visitantes, pues el central Diego Mainz, en su intento de despejar el balón en un centro al área del delantero francés Kevin Gameiro, introdujo el balón en su portería sin que el meta griego Orestis Karnezis pudiera hacer nada.

No cambió mucho la dinámica con el 1-0, con un equipo local que pareció esforzarse lo justo para controlar y un visitante que esperó su oportunidad para encontrar en algún avance a alguno de sus hombres más adelantados, Francisco Medina ‘Piti’, el argelino Yacine Brahimi o el marroquí Youssef El Arabi, quienes aparecieron poco en la primera parte.

En la reanudación del partido llegó otra jugada desafortunada de la defensa granadinista, en esta ocasión fue el otro central, el portugués Tiago Ilori, el que no se entendió con su meta en una cesión y cuando el balón se colaba en el marco llegó Gameiro para adjudicarse el tanto.

El 2-0 y, minutos después el tercero sevillista obra del centrocampista camerunés Stéphane M’Bia, dejó el partido sentenciado entre un Sevilla que quiso desgastarse lo mínimo para el jueves y un Granada que también debió pensar en la visita del Rayo Vallecano la próxima jornada.

No obstante, Víctor Machín ‘Vitolo’, en otro desajuste defensivo de los de Alcaraz, logró el cuarto del Sevilla y redondeó el marcador ante un adversario ya entregado.

 

- Ficha técnica-

4 – Sevilla FC- Beto; Coke, Nico Pareja, Fazio, Fernando Navarro; M’Bia, Carriço; Marko Marin, Rakitic (Trochowski, m.78), Vitolo (Jairo, m.74); y Gameiro (Bacca, m.66).

0 – Granada CF- Karnezis; Nyom (Foulquier, m.78), Mainz, Ilori, Angulo; Iturra, Coeff, Recio (Bravo, m.54); Brahimi, Piti (Ighalo, m.74); y El Arabi.

Goles- 1-0, M.14- Mainz, en propia meta. 2-0, M.51- Gameiro. 3-0, M.58- M’Bia. 4-0, M.68- Vitolo.

Árbitro- José Antonio Teixeira Vitienes. Amonestó a los locales Carriço (m.10) y Fernando Navarro (m.79).

Incidencias- Partido de la trigésima cuarta jornada de la Liga disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante unos 30.000 espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones.




Volver arriba