El Crystal Palace, la hazaña de la Premier

LONDRES (EFE).- Ocho años después de su última temporada en la Premier, el Crystal Palace ha protagonizado una escalada heroica desde el último puesto que ocupaba en noviembre hasta el undécimo, gracias a su entrenador, Tony Pulis.

Es el primer equipo en la historia de la liga inglesa que remonta nueve posiciones en seis meses y llega a la mitad de la tabla sin presiones, con 44 puntos, cuando solo queda una jornada para que acabe el torneo.

Diez derrotas acumuladas en noviembre, frente a solo dos victorias y un empate, fraguaron la salida del entrenador Ian Holloway y la llegada del galés Tony Pulis al vestuario de Selhurst Park en Londres, un cambio de estilo que resucitó al Palace y le ha permitido asegurarse la permanencia en la Premier por primera vez en su historia.

Recién llegado desde el Stoke, al que dirigió siete temporadas, Pulis, de 56 años, decidió dar “todo de sí mismo para resurgir al Crystal Palace”, según contó este viernes a la cadena pública británica BBC, tras ser nombrado mejor entrenador de la Premier en abril.

Desde entonces, ese equipo del sur de Londres ha ganado el 46 por ciento de los partidos y consigue una media de 1,5 puntos por encuentro, frente al 12,5 por ciento y los 0,3 puntos de media que ganaba con Holloway, y se ha convertido en un rival para los equipos más fuertes de la tabla.

Victorias frente al Everton o al Chelsea lo acreditan, así como el gran empate que cosechó anoche (3-3) frente al Liverpool, al que lastró en su lucha por la Premier.

Los de Pulis perdían 3-0 cuando quedaban sólo once minutos de partido pero una remontada en tiempo récord les permitió igualar el marcador y condenar al Liverpool a una lucha casi imposible frente al Manchester City, a solo un punto pero con un partido menos.

Un gol del defensa irlandés Damien Delaney y un doblete del delantero Dwight Gayle desataron la euforia en la afición del Selhurst Park, que después de muchos años celebra por fin alegrías en la grada.

“Ya no somos un club ascensor. Gracias Sr. Pulis”, rezan las pancartas que sostienen los aficionados del Palace, agradecidos al técnico que por primera vez consigue que su equipo permanezca dos temporadas seguidas en la división de honor de la liga inglesa.

El centrocampista australiano Mile Jedinak, de 29 años, es una figura destacada en un equipo sin estrellas y con escaso presupuesto. Es el jugador que más minutos ha jugado en la Premier esta temporada y el que ha hecho más entradas y cortado más balones.

De la mano de Pulis llegó el optimismo y la confianza al Crystal Palace, así como un cambio de táctica, basado en la organización y las jugadas ensayadas.

“Un entrenador hoy en día no es sólo un técnico, es un psicólogo”, afirmó Pulis, para el que “no fue fácil” transformar la mentalidad de unos jugadores a los que “se les había dicho que no eran lo suficientemente buenos para competir”.

El técnico galés se enfrentó con éxito a lo que veía como una “misión casi imposible”, supo explicar a cada jugador su papel en el campo y sacar lo mejor de cada uno para el equipo.

Pulis se encontró un equipo “demasiado abierto y que dejaba pasar los goles” y a unos jugadores “que no ocupaban la posición adecuada y no estaban en buena forma”, según él mismo relata.

Para conseguir un equipo rápido en el contraataque, el técnico galés ha establecido en Selhurst Park una rutina que comienza con el gimnasio a las 6 de la mañana, seguida por sesiones con fisioterapeutas, clases de yoga, entrenamiento a las 11 y almuerzo a la 1.

Con dos años de contrato por delante, el galés reclama una renovación integral de las instalaciones del Crystal Palace, como el estadio, el aparcamiento, el campo de entrenamiento, los vestuarios o la sala de prensa, con vistas a seguir compitiendo al máximo nivel.- Alejandra Olcese




Volver arriba