El Clásico marcará una tendencia

El Clásico marcará una tendencia

El Real Madrid tiene la oportunidad de poner tierra de por medio respecto al Barcelona en la Liga de España

El astro lusitano Cristiano Ronaldo salta sobre el argentino Ángel di María, durante una de las prácticas del Real Madrid, previo al Clásico español que se juega hoy  en el estadio Santiago Bernabéu

El Real Madrid tiene una oportunidad de oro para darle una estocada mortal al Barcelona cuando ambos se enfrenten hoy en el Santiago Bernabéu, en una edición más del Clásico español.

El Madrid lidera la tabla de la Liga española con 70 puntos, cuatro más que el Barca que dirige el argentino Gerardo “Tata” Martino, debutante en un Clásico jugado en el templo merengue, y una victoria lo alejaría a siete unidades de su rival.

El técnico rosarino salió airoso del primer pulso en el Camp Nou en la décima fecha, cuando los azulgranas se impusieron 2-1; pero su equipo ha perdido gas en 2014 y ahora tercero mientras que el Madrid no ha caído en ninguno de los 31 partidos disputados desde entonces y parece encaminado a reconquistar el título perdido la pasada campaña.

Por su parte, Carlo Ancelotti, técnico de los merengues, comentó que él tiene una espina clavada ante el Barcelona, pues no recuerda la última vez que le ganó.

“He olvidado la última vez, fue en 2004 cuando gané dirigiendo a un equipo al Barcelona. Lo más fácil de decir es que ya es hora para mi de ganar o con suerte tener jugadores que han ganado a un equipo muy fuerte. Espero que mañana me van a ayudar a romper estas estadísticas”, aseguró.

Vitales 90 minutos

Es así que el Madrid-Barca es visto como un Clásico clave para el torneo español, que no gana otro club desde 2004, cuando el Valencia salió campeón.

Al Barca le apremia más la necesidad, no solo porque, aún perdiendo, los blancos seguirían dependiendo de sí mismos, sino porque los catalanes tienen un frágil estado de ánimo desde el arribo de Martino, quien fue contratado a contrarreloj ya iniciada la pretemporada, tras causar baja por enfermedad el anterior técnico, Tito Vilanova.

La semana no ha sido plácida para los azulgranas pese a golear el domingo pasado al Osasuna 7-0 y recuperar para el clásico al central Gerard Piqué. Los rumores que sitúan a Martino fuera del club al término de campaña, ya sea por decisión de la entidad o del propio entrenador, han enturbiado aún más un ambiente enrarecido tras derrotas consecutivas fuera de casa ante la Real Sociedad y el Valladolid.

El juego del equipo no convence y tampoco Neymar, quien podría jugar en el Bernabéu.

Ante esta situación, los culés se agarran a la figura de Lionel Messi. El astro argentino no ha escapado a las dudas, pero exhibió buen nivel en octavos de final de Champions contra el Manchester City y ante el Osasuna, cuando marcó un triplete y superó con 371 dianas a Alcántara, máximo goleador del club.

“Leo es fundamental y es muy difícil que juegue mal un partido. Sólo tenemos en la mente hacer un partido perfecto, ser valientes y ganar al líder”, declaró Andrés Iniesta.

Si Messi es el salvavidas del Barca, Cristiano Ronaldo sigue portando la bandera del Madrid. Cristiano, quien respondió al récord de Messi marcando dos tantos que igualaron los 242 registrados de Ferenc Puskas, lidera la tabla de cañoneros de la “Champions” con 13 goles y la de la Liga con 25. “Estamos en racha. La victoria ante el Schalke nos da confianza”, enfatizó el astro lusitano.

El tercero en discordia

Para el Atlético de Madrid, que juega también hoy ante el Betis, el resultado del Clásico podría representar mucho. Por un lado, de perder el Real, los empataría en la cima de ganarle a los sevillanos. Un empate en el Bernabéu los pondría a un punto y una derrota catalana los despegaría de ellos.

Además, también se enfrentan el Osasuna ante el Sevilla y el Valencia frente al Villarreal. Ayer, el Granada derrotó 1-0 al Elche, y el Espanyol de Barcelona empató 0-0 ante el Levante.- AP Y EFE

Cr7, el mejor

http://dyuc.mx/1ezVY9U

Clásico no define: Ancelotti

http://dyuc.mx/1oN8uGj




Volver arriba