El Chelsea cae ante el Crystal Palace 1-0

LONDRES (EFE).- El Chelsea del portugués José Mourinho comprometió hoy su condición de líder en la liga inglesa al perder ante el Crytal Palace (1-0) por un gol de cabeza en propia puerta del inglés John Terry al inicio del segundo tiempo.

La inesperada derrota ante un equipo que lucha por alejarse del descenso deja a los “blues” con 69 puntos, uno más que el Liverpool, que mañana se mide al Tottenham, y tres más que el Manchester City, que esta tarde juega contra el Arsenal y acumula otros dos partidos atrasados.

El Chelsea, de blanco, se presentó en Selhurst Park, al sur de Londres, sin el camerunés Samuel Eto’o, baja por problemas musculares, y con el español Fernando Torres como principal referencia en el ataque.

Los “blues” se encontraron ante un equipo defensivo que no mostraba ambición por hacerse con el balón, sino que prefería esperar a que fueran los de Mourinho quienes se acercaran a su área, plagada de jugadores, y confiaba su suerte al contragolpe.

Conscientes de los riesgos, los visitantes se tomaron el asedio a la meta del Palace con prudencia, manteniendo la posesión en el medio campo y viendo cómo los de Tony Pulis frenaban su avance una y otra vez en la zona de tres cuartos.

El momento de inspiración que esperaban los de Mourinho para dar el golpe al partido no llegó en un primer tiempo en el que el Chelsea apenas disparó a puerta.

Al inicio de la segunda parte, la fortuna se alió con los visitantes y en el minuto 52 un balón alto dividido entre el galés del Crystal Palace Joe Ledley y el inglés del Chelsea John Terry acabó en la red de Petr Cech.

El cuero rozó aparentemente la mano de Ledley, algo que el árbitro no apreció, y rebotó después en Terry, que firmó un autogol que complicaba tanto el partido como el campeonato para los de Mourinho.

El contratiempo descentró a los “blues”, que en los siguientes minutos estuvieron a punto de recibir otro gol al contragolpe, en una oportunidad en la que el inglés Jason Puncheon encaró a Cech y envió el balón ligeramente desviado hacia la derecha.

Poco después, a quince minutos del final, Cameron Jerome volvió a plantarse solo ante el portero del Chelsea, que vio cómo el tiro del inglés le sobrepasaba y se estrellaba en el palo antes de perderse por la línea de fondo.

Los “blues” tuvieron algunas opciones en el tramo final del partido, en especial un remate de Torres desde dentro del área que salió desviado por encima del larguero, pero no pudieron evitar la derrota y salieron del campo cabizbajos cuando el árbitro pitó el final tras cuatro minutos de tiempo añadido.




Volver arriba