El Atlético perdona en el Calderón

Mourinho le gana el pulso a Simeone con una impenetrable muralla: el resultado fue un deslucido 0-0

Diego Costa, del Atlético, reacciona durante el partido ante el ChelseaFernando Torres, delantero del Chelsa, escapa del turco Arda Turán, del Atlético de Madrid, durante el partido de la "Champions", disputado ayer en el Estadio Vicente Calderón

El plan de juego del Chelsea, consistente en encerrarse a piedra y lodo, fue una barrera insalvable para el Atlético de Madrid, y el saldo fue un empate 0-0 ayer en el partido de ida de las semifinales de la Liga de Campeones.

Las tácticas ultradefensivas de José Mourinho rindieron frutos en el Estadio Vicente Calderón a pesar de que el portero Petr Cech tuvo que salir por lesión a los 18 minutos. Mark Schwarzer ingresó al campo mientras el reemplazo a largo plazo de Cech, el belga Thibaut Courtois, defendía el arco del Atlético, a préstamo del Chelsea.

El conjunto español estuvo cerca de romper la igualdad en los últimos 15 minutos, cuando Raúl García y el suplente Arda Turán desviaron por poco sendos cabezazos, mientras Schwarzer atajó las oportunidades de Gabi Fernández y Diego Costa.

Pero el Chelsea lució como una muralla inexpugnable, pese a que perdió también por lesión al capitán John Terry, quien no podrá participar en lo que resta de la temporada de la Liga Premier.

El club inglés sacó un resultado bueno para sus aspiraciones de volver a la final, dos años después de que se coronó al superar en penales al Bayern Múnich.

El cuadro colchonero, que lidera la liga española y no ha llegado a estas alturas del máximo certamen continental desde 1974, necesitará ahora una estrategia para penetrar la defensa del Chelsea, diezmado por lesiones y suspensiones en la vuelta, que se disputará el 30 de abril en Stamford Bridge. El ganador se enfrentará con el Bayern Múnich o Real Madrid en la final.

Fernando Torres, delantero del Chelsea, jugó de inicio, en lo que representó su regreso al club de su infancia. Sin embargo, el español lució prácticamente aislado al frente, durante un duelo en que Oscar y Andre Schuerrle se quedaron en el banquillo. Eden Hazard y Samuel Eto’o tampoco participaron, debido a lesiones.

“Teníamos que jugar a la segura, no encajar y anotar en las oportunidades que generásemos”, dijo Mourinho. “Si anotas un gol en una de esas situaciones, sacas un resultado muy bueno. No lo hicimos, pero este resultado significa que todo se decidirá en Stanford Bridge”.

Espectáculo

La estrategia de Mourinho no derivó en un espectáculo muy agradable, pero resultó efectiva. Los Blues anularon al Atlético, cuya mejor oportunidad de anotar en el primer tiempo obligó a la salida de Cech, por una lesión en un hombro, luego de desviar por encima del travesaño un saque de esquina cobrado por Koke.Schwarzer ingresó, mientras los espectadores coreaban “Courtois”, burlándose de la decisión del Chelsea, de prestar al arquero belga.Poco después, los hinchas locales tuvieron muy pocos motivos para entusiasmarse.

“Fue un partido clásico de semifinales de ‘Champions’, donde cada uno juega buscando objetivos”, dijo el técnico argentino del Atlético, Diego Simeone.

“El nuestro fue marcar y el de ellos defender bien, y el resultado nos deja abierta la eliminatoria para el partido de vuelta, donde jugaremos en su casa. Con el apoyo de su gente, se sentirán mejor y veremos lo que pasa la semana que viene”.




Volver arriba