Duro golpe al Real

El Madrid empata en Valladolid y se aleja de la corona

Álvaro Morata, del Real Madrid, se lamenta luego del desliz merengue en Valladolid. El canterano entró   al minuto ocho por Cristiano Ronaldo

El colombiano Humberto Osorio marcó un gol casi fatídico para el Real Madrid, que vio seriamente perjudicadas sus opciones de ganar la liga española tras empatar 1-1 en su visita al Valladolid.

Para el Madrid, el encuentro aplazado en su momento y correspondiente a la fecha 34 se tornó negro de entrada por la lesión de Cristiano Ronaldo, quien tuvo que salir por una molestia física apenas a los ocho minutos.

El central Sergio Ramos anotó su quinto gol en los últimos cuatro partidos al clavar un tiro libre a los 35′ y dio esperanzas al Madrid de conseguir tres puntos de oro en la carrera por el título.

Pero Osorio, que ingresó a los 74′, marcó el tanto del empate a los 85′, sacó al Valladolid de zona del descenso y dio la segunda estocada en cuatro días al Real, que venía de empatar 2-2 el pasado domingo ante el Valencia.

“Es el adiós a la liga, está claro, se nos van dos puntos clave. Es una pena. Ante un equipo que se juega la permanencia siempre tienes que estar concentrado al máximo. Nos faltó matar el partido. Tenemos la obligación de luchar hasta que estemos matemáticamente eliminados”, lamentó Ramos.

Tras 36 fechas disputadas, el Atlético continúa líder con 88 puntos y le sigue el Barcelona con 85 unidades, por las 84 del Madrid, que marcha tercero y es el único de los tres de arriba que ya no depende de sí mismo.

Con este resultado, el Atlético necesita cuatro puntos para asegurar el título.

El Barcelona, por su parte, controla su destino, pues levantaría el título si gana sus últimos dos encuentros, ya que uno de ellos es ante el mismo Atlético.

El Real, en tanto, necesita casi un milagro. Primero tienen que ganar sus dos encuentros, que el Barca no gane ninguno y que el líder no haga dos puntos.

Igualada que duele

El empate golpeó especialmente al arquero madridista Iker Casillas, quien regresaba a la titularidad en liga por primera vez desde el 20 de enero de 2013.

Su homólogo Jaime Jiménez debió emplearse a fondo al iniciar el partido, cuando el argentino Angel Di María disparó peligrosamente.

Las alarmas se dispararon al minuto ocho, cuando el luso Cristiano Ronaldo fue relevado por problemas en el bíceps femoral de la pierna izquierda, razón por la cual Carlo Ancelotti, técnico blanco, lo sustituyó por el canterano Álvaro Morata.

Con muchas imprecisiones durante el encuentro, tuvo que ser un central como Ramos y a balón parado, quien moviera el marcador.

En gran estado de forma, Ramos aún tuvo tiempo de cabecear en un tiro de esquina con jerarquía, aunque no con puntería, pues la pelota terminó marchándose cerca del arco vallisoletano.

La debacle merengue llegó al 86 cuando el colombiano Osorio se zafó de su marcador en un tiro de esquina, para rematar, clarear a Iker y decretar el empate.- AP




Volver arriba