Cristiano regresa para cerrar en Copenhague una fase de grupos inmaculada

 

COPENHAGUE/MADRID (EFE).- El Real Madrid pondrá el cierre a una notable fase de grupos de Liga de Campeones, con el primer puesto asegurado antes de medirse a un Copenhague que nunca en su historia perdió un partido de local en esta fase, en un partido en el que regresa Cristiano Ronaldo buscando un nuevo récord personal.

Con ocho goles en la fase de grupos, Cristiano igualó junto a Zlatan Ibrahimovic, un récord que tenían grandes goleadores como Ruud van Nistelrooy, Filippo Inzaghi y Hernán Crespo. En Copenhague el portugués buscará marcar y dejar su nombre inscrito como máximo artillero de la fase de grupos en la historia de la Liga de Campeones.

Recuperado de su problema muscular y tras aprovechar un descanso de tres partidos (Galatasaray, Valladolid y Olímpic de Xátiva), que vendrá bien a Cristiano que jugaba todo, reaparecerá en el equipo titular junto a Xabi Alonso, a quien Carlo Ancelotti dio descanso en Copa del Rey, y Gareth Bale, que no viajó por gripe. Los tres, piezas claves del Real Madrid, devolverán el sentido al juego tras un mal estreno copero.

No podrá contar Ancelotti con Sergio Ramos en defensa, por sanción tras ser expulsado ante el Galatasaray. Sumada a la baja por lesión de Raphael Varane, provocan que Nacho Fernández sea el elegido para jugar junto a Pepe. Completan el parte de bajas Fabio Coentrao y Sami Khedira.

En ataque regresa el tridente que asegura éxito al Real Madrid, Cristiano-Bale-Benzema-, en la búsqueda de un triunfo que reporte ingresos económicos, ya que el objetivo deportivo está conseguido antes de jugar. Primeros del Grupo B para pasar a octavos sin apuros, con cuatro victorias y un empate en Italia ante el Juventus.

Mientras, el técnico del Copenhague, el noruego Ståle Solbakken, sueña con “un regalo de Navidad adelantado” en forma de empate o triunfo contra el Real Madrid, que podría valerle en función de lo que ocurra en Estambul entre el Galatasaray y el Juventus para meterse en la Liga Europa, un éxito considerando la dureza del grupo.

Último con 4 puntos, los mismos que los turcos y dos menos que el Juventus, el equipo danés, que tiene perdida la diferencia de goles particular con ambos, necesita puntuar mañana, una tarea que pasa por una actuación sólida, evitar fallos, aprovechar sus opciones y tener suerte, como ha admitido el propio Solbakken.

A su favor cuenta su solvente trayectoria en casa -no conoce la derrota en 8 partidos como local en la fase de grupos de la Liga de Campeones-, la motivación y un irregular césped por el mal tiempo de los últimos días, aunque no el frío, porque las temperaturas han subido y para la hora del partido se esperan unos 6 grados.

Solbakken, que el sábado reservó a varios titulares en liga, mantiene varias dudas por problemas físicos, entre ellos dos hombres claves- Jørgensen, un falso punta y el jugador con más calidad del equipo, y Braaten, autor del gol del triunfo contra el Galatasaray.

Alineaciones probables-

Copenhague- Wiland; Jakobsen, Mellberg, Sigurdsson, Bengtsson; Toutouh, Claudemir, Delaney, Gíslasson o Bolaños; Jørgensen, Braaten o Vetokele.

Real Madrid- Casillas; Arbeloa, Pepe, Nacho, Marcelo; Xabi Alonso, Illarramendi; Bale, Isco, Cristiano Ronaldo; y Benzema.

Árbitro- Felix Brych (Alemania).

Estadio- Parken (Copenhague).

Hora- 20.45 horas (19.45 GMT).




Volver arriba