Cristiano regresa a un equipo que se convirtió en líder sin él

 

MADRID (EFE).- Cristiano Ronaldo regresará al Real Madrid en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones ante el Schalke, tras quince días sin competir y después de cumplir tres encuentros de suspensión en Liga en los que su equipo se convirtió en líder en solitario tras golear a Villarreal, Getafe y Elche.

Regresa descansado Cristiano Ronaldo, que en el mes de febrero tan sólo ha jugado tres encuentros después de ser expulsado en San Mamés frente al Athletic y ser castigado por el Comité de Competición con tres encuentros de suspensión.

Los recursos presentados por el club madridista no dieron resultado y tuvo que cumplir la sanción íntegra.

Junto a los 75 minutos que jugó el portugués en Liga antes de recibir la tarjeta roja frente al Athletic Club, disputó todo el encuentro de ida de la semifinal de Copa del Rey ante el Atlético de Madrid y 75 minutos de la vuelta en el Vicente Calderón.

Un total 240 minutos en tres semanas y quince días sin competir hasta que pise el Veltins-Arena el miércoles con ganas de volver a brillar y ser decisivo.

Su ausencia no la acusó el Real Madrid en la Liga española. En las tres últimas jornadas, logró igual número de victorias, con diez tantos a favor y dos en contra.

Ganaron protagonismo otros jugadores madridistas como el francés Karim Benzema, que marcó tres goles, dos al Villarreal en el primer día sin Cristiano, en el que dio un paso al frente el galés Gareth Bale en su regreso.

Pese a sus buenos números, Bale no ha sido el líder que esperaba Carlo Ancelotti sin Cristiano. Brilló en la primera mitad del partido contra el Villarreal, pero estuvo ‘desaparecido’ en el Coliseum Alfonso Pérez frente al getafe y ante el Elche, hasta que sacó de la nada uno de los goles de la temporada.

El jugador que más ha aprovechado el hueco dejado por Cristiano es el canterano Jesé Rodríguez. Jugó en su demarcación y explotó sus virtudes, marcando al Villarreal y al Getafe para trasladar ahora a Ancelotti una difícil decisión.

Ante el Schalke 04, el técnico italiano debe decidir entre Jesé o Bale, con Cristiano de vuelta y el argentino Ángel Di María como fijo en el once titular.




Volver arriba