Cristiano: El trabajo, diferencia entre jugadores y estrellas

E portugués Cristiano Ronaldo durante el partido final de la Copa del Rey.- (AP)

PARÍS (EFE).- El portugués del Real Madrid Cristiano Ronaldo considera que el trabajo es lo que marca la diferencia entre los buenos futbolistas y las estrellas y lo que permite tener regularidad.

“Siempre me he fijado en los jugadores que tenían el mejor rendimiento y observándolos comprendí una cosa- lo que marca la diferencia entre los buenos jugadores y las estrellas es el trabajo”, afirmó Ronaldo en una entrevista que publica el mensual francés “So Foot”.

“He jugado con futbolistas con un talento increíble. ¿Más que yo? Difícil de decirlo. Pero el criterio que no falla es la regularidad. Muchos jugadores son buenos cinco, diez o quince partidos. Pero hay que ser bueno 60 partidos en una temporada”, señaló.

La clave para lograrlo, agregó el jugador, es “dormir bien, descansar bien, comer bien”, porque “la diferencia entre buenos jugadores y el mejor jugador del mundo puede estar en esos detalles”.

Perfeccionista, Ronaldo afirmó que tras haber ganado el Balón de Oro trabaja todavía más para “ser digno” de ese premio.

El futbolista reconoce que su carácter le ha granjeado enemigos y le ha creado una imagen no muy apreciada por los aficionados, pero considera que ha mejorado mucho en ese terreno.

“He cometido muchos errores, pero estoy contento de haberlos cometido. Porque he logrado ser mejor, como jugador y como ser humano”, señaló.

Ronaldo afirmó que ha mejorado “muchas cosas” y se considera “más calmado, menos impulsivo”.

“Tomo mejores decisiones en el campo, el hecho de haberme convertido en padre me ayuda a tener más sangre fría, a ser más paciente”, comentó.

“El tiempo ha hecho su trabajo. La gente puede haber tenido una mala imagen de mi al principio de mi carrera, a causa de ciertos gestos o actitudes”, reconoció.

Ronaldo indicó que afronta cada partido “con la intención de ser el mejor permanentemente, en cada partido”.

“Siempre quiero marcar, ganar, ser el mejor. No cambiaré nunca. Me meto presión yo solo, si no lo hiciera, sería menos bueno”, señaló.

Su sueño, confesó, es ganar un Mundial o una Eurocopa con Portugal, lo que equivaldría a “una consagración” que “coronaría una gran carrera”. “Sé que será difícil, pero todo es posible con trabajo”, terminó.




Volver arriba