Con las alas desplegadas

A las Súper Águilas les sienta bien el continente americano

Hace 20 años, Nigeria debutó en una Copa del Mundo en Estados Unidos y lo hizo con brillantez al superar la primera ronda como líder de un grupo que tuvo a Argentina como cabeza de serie. En octavos de final, las Súper Águilas se quedaron a nada de eliminar a Italia, que con un gol agónico forzó los tiempos extras, en los que a la postre se impuso.

Dos años después, siempre en territorio estadounidense, los nigerianos ganaron el oro olímpico.

El Mundial regresa al continente americano y esos antecedentes exitosos renuevan las ilusiones de Nigera, que llegará a la cita como monarca africano.

Curiosamente, los nigerianos se volverán a topar con Argentina por cuarta justa mundialista. Su saldo es negativo con tres derrotas previas ante el cuadro albiceleste.

No obstante, en 1994, Nigeria perdió 2-1 con Argentina y aún así lideró su sector. Por ello su meta es superar la fase de grupos, lo que no hace desde Francia 1998.

Con rivales como Bosnia e Irán, las posibilidades de Nigeria de avanzar son muchas. Por lo pronto, en la eliminatoria africana finalizó invicta: mandó en el Grupo F con 12 puntos por delante de Malawi (7), Kenia (6) y Namibia (5) y en su serie final goleó 4-1 global a Etiopía.

Por su parte, las aspiraciones de Irán pasan más por lograr una histórica segunda victoria mundialista. En la eliminatoria asiática, fue líder invicto del Grupo F de la fase semifinal con 12 puntos por 10 de Catar. En la ronda definitiva, perdió dos duelos, pero obtuvo su boleto mundialista al quedar en lo más alto del Grupo A con 16 puntos, por 14 de Corea del Sur.




Volver arriba