Casillas, la leyenda continua en busca de la ‘Décima’

MADRID (EFE).- A la exitosa carrera de Iker Casillas le quedan pocas metas por alcanzar. Ganador de todo lo ganable, su siguiente reto es dar al madridismo la ansiada ‘Décima’ Copa de Europa, su tercera, la que reconoce le hace más ilusión en el año que menos partidos disputó pero en la que siguió batiendo récords.

Doce años han pasado desde las lágrimas de Casillas en la ‘Novena’ hasta la oportunidad de ganar la ‘Décima’. Con 20 años se disfrazó de héroe en Glasgow, suplente en aquella final ante el Leverkusen de la que acabó siendo protagonista con el inicio de su leyenda de paradas salvadoras que le convirtieron en el ‘Santo’ del madridismo.

Si hace doce años fue suplente de César Sánchez por una decisión difícil de asumir de Vicente del Bosque, siempre titular en la travesía hasta que irrumpió la pasada temporada José Mourinho y un pulso personal, ahora Iker llega como titular en Liga de Campeones pero en la temporada que menos partidos ha disputado.

Carlo Ancelotti llegó al Real Madrid y se encontró un problema en la portería. Decidió lo más conveniente para devolver la paz al vestuario. Premió a Diego López con la Liga y a Casillas le entregó la Copa del Rey y la Liga de Campeones. Ganó la primera y está a puertas de hacerlo en la segunda tras disputar 23 partidos en los que encajó once tantos (0,4 goles por partido).

La falta de continuidad entre sus apariciones no afectó a su rendimiento. Un golazo intrascendente del holandés Klaas-Jan Huntelaar en la goleada del Real Madrid en la ida de octavos de final de Liga de Campeones (1-6), zanjó una nueva marca de Casillas en su carrera- 952 minutos sin encajar un gol. En el camino alemán a la final, se tambaleó tan solo en Dortmund antes de sacarse una espina en Múnich, con su primer triunfo en un terreno maldito como el Allianz Arena, y dejando su portería a cero en semifinales ante el Bayern.

Es el portero de la actual edición de ‘Champions’ que más intervenciones realiza (41) y es el más laureado que saltará al estadio de la Luz en Lisboa con dos Copas de Europa en sus bolsillos, cinco Ligas, dos Copas del Rey, cuatro Supercopas de España, una de Europa y una Intercontinental.

Será su partido 142 en la competición más prestigiosa a nivel de clubes. Ya es el futbolista con más partidos del Real Madrid en Liga de Campeones y una auténtica bestia negra del Atlético. Los éxitos rojiblancos no se han producido con Casillas en la portería como rival. No jugó la final de Copa del Rey de la pasada temporada ni en esta Liga. Enlaza once triunfos consecutivos ante el equipo vecino y tan solo perdió un derbi madrileño de 27 disputados y lo hizo saltando con el partido condicionado por la expulsión del argentino Bizarri en su primera aparición en un duelo que ha marcado por sus intervenciones.

Una imagen se dibuja en los sueños de Casillas, levantando al cielo de Lisboa la deseada ‘Décima’ Copa de Europa. El premio a un equipo y una generación será también un guiño personal cuando más lo necesita el capitán, que confiesa que es el título que más ilusión le hace de todos los que ya ha podido ganar con el Real Madrid.

Durante la temporada jugó al despiste con su futuro. Dejó entrever que meditaría una salida cuando le costó digerir la decisión de Ancelotti a su llegada y ahora, tras comprobar que nada afectó a su titularidad en la selección española para el Mundial de Brasil, asegura que su intención es seguir haciendo historia como madridista. Su leyenda continua con un nuevo reto que conquistar que engrandezca un mito.- Roberto Morales




Volver arriba