Brasil quiere aerolíneas extranjeras en Mundial

Brasil quiere aerolíneas extranjeras en Mundial

SAO PAULO, Brasil (EFE).- El Gobierno brasileño pretende autorizar a las aerolíneas extranjeras para operar vuelos internos durante el Mundial de Fútbol de 2014, con el objetivo de evitar abusos en los precios de los pasajes, informó hoy la prensa.

“Nosotros no dejaremos de evaluar todas las posibilidades, inclusive abrir el mercado” y para “equilibrarlo” hay que “autorizar que ellas (las aerolíneas extranjeras) operen dentro de Brasil”, señaló en entrevista concedida al diario Folha de Sao Paulo la ministra jefa de Casa Civil (Presidencia), Gleisi Hoffmann.

La iniciativa, según la información, puede ser implementada a través de una Medida Provisional de la presidenta, Dilma Rousseff.
La idea se contempló después de un estudio que corroboró aumentos hasta de hasta el 176 % del coste de los pasajes para vuelos internos durante el Mundial que se disputará entre el 12 de junio y el 13 de julio.

Según datos oficiales, Brasil espera la visita de 600.000 turistas extranjeros durante el Mundial, que se sumarán a los tres millones de brasileños que circularán por las doce sedes mundialistas.

Hoffmann indicó que el Gobierno se empeñará en evitar “precios abusivos” para los pasajes y hoteles, además de garantizar la oferta frente a la creciente demanda en esa época.

“No vamos a fijar precios, pero vamos a usar lo que esté a nuestro alcance para que no sean precios abusivos”, apuntó.
En algunos medios comenzó a circular que las manifestaciones en contra de algunas políticas adoptadas por el Gobierno para la realización del Mundial se iniciarán el próximo 25 de enero.

“Siempre que sea necesario, las Fuerzas Armadas y la Policía Federal van a estar a disposición de los Gobiernos regionales, ejecutores de la seguridad pública, para hacer intervención y colaborar”, destacó la ministra, quien recordó el “compromiso” para ayudar en la reestructuración de equipos de seguridad.

El Ejecutivo, según Hoffmann, destinó 1.500 millones de reales (unos 631,8 millones de dólares) para esa modernización de equipos.




Volver arriba