Barcelona pierde 1 - 0 ante el Valladolid

Barcelona pierde 1 – 0 ante el Valladolid

Por ALEX OLLER

El delantero argentino del FC Barcelona Lionel Messi (d) cae ante el centrocampista del Valladolid Lluís Sastre (c), durante el partido de la vigésimo séptima jornada de la Liga de Primera División que se juega en el estadio José Zorrilla de Valladolid.- (EFE)

BARCELONA, España (AP).- En uno de sus peores partidos de la temporada, el Barcelona dobló el sábado la rodilla en cancha del Valladolid, donde perdió por 1-0 y cedió buenas partes de sus opciones de revalidar su título de campeón de la liga española.

Segundo clasificado por la 27ma fecha con 63 puntos, uno menos que el líder Real Madrid, al Barsa le restan aún 11 jornadas para remontar la desventaja; pero un triunfo del rival blanco el domingo contra el Levante ampliaría la diferencia a cuatro puntos, y el equipo azulgrana ya no dependería de sí mismo aunque ganara el clásico dentro de dos semanas en feudo madridista.

Con su derrota ante el Valladolid, que hizo valer un solitario gol de Fausto Rossi a los 17 minutos para sumar apenas su quinta victoria del torneo, el equipo dirigido por el argentino Gerardo Martino cedió puntos por quinta ocasión en la últimas nueve fechas y presenta balance de dos victorias, dos empates y tres derrotas en sus siete salidas ligueras más recientes.

“Los problemas han sido diferentes en las tres. Hoy no hemos jugado un buen partido. No estamos en nuestra mejor versión. Faltaron ideas, profundidad y desborde, pero no tensión, ni intensidad, ni actitud. Nos ganó la impotencia”, declaró en tono serio Martino después del revés.

“Estoy preocupado porque ahora se define la liga. Mientras las matemáticas nos den posibilidades vamos a seguir peleando. Aunque hubiéramos ganado, necesitaríamos la victoria en Madrid”. El cuadro vallisoletano tan solo había sumado cuatro puntos de los últimos 15 en disputa, pero abandonó transitoriamente la zona de descenso, igualando las 26 unidades del Almería y el Málaga.

El Barsa recibe el miércoles al Manchester City por la vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones. Los de Martino ganaron 2-0 en la ida.

El Atlético de Madrid, actual tercer clasificado con 61 puntos, visita al Celta de Vigo más adelante en la jornada, que se completa con los partidos Betis-Getafe y Granada-Villarreal. En un estadio históricamente significativo para el Barsa, donde los azulgranas conquistaron ligas, enderezaron rumbos y sufrieron también reveses importantes, el equipo de Martino inició destemplado y contemplativo en defensa; pecado capital con el campeonato en juego y que se encargó de castigar el Valladolid con el único tanto del encuentro.

Como tantos otros para el Barsa a lo largo de la temporada, el gol surgió de un rechace tras jugada a balón parado y múltiples rebotes, el primero del argentino Javier Macherano a disparo de Rossi, y el segundo de Adriano a remache de Javi Guerra, resultando en balón franco para el propio Rossi, quien soltó un derechazo inapelable a la red.

Sin el volante Andrés Iniesta, baja de última hora, los visitantes perdieron la brújula y tampoco contaron con la mejor versión de su compañero Sergio Busquets, inusualmente impreciso en la medular. Ante la apatía general del brasileño Neymar en la banda izquierda, tan solo el astro argentino Lionel Messi ofrecía soluciones en forma de carreras frenéticas, aunque sin el habitual zarpazo final, resolviendo siempre con zapatazos centrados, a manos de Diego Mariño.

El arquero volvió a frustrar con el pie una escapada del rosarino nada más iniciarse la segunda mitad y, con el Valladolid acusando el esfuerzo de los primeros 45 minutos, Neymar malogró la ocasión más clara, apuntando a la grada tras recibir un balón suelto con todo a favor.

El error no precipitó reacción alguna de Martino, quien prefirió sustituir a Cesc Fábregas por el chileno Alexis Sánchez antes de finalmente relevar al brasileño por Christian Tello a falta de 18 minutos. Pero ni Sánchez ni el canterano aportaron soluciones ante un Valladolid desfondado en los instantes finales, pero que incluso perdonó el segundo en un contragolpe de Oscar González y se bastó de pundonor para repeler los débiles e infructuosos intentos del Barsa por remontar y seguir agarrado el campeonato.




Volver arriba