Barcelona busca aferrarse a la Liga y rendir tributo a Tito

BARCELONA (EFE).— El Barcelona visita al Villarreal en un partido marcado por el reciente fallecimiento del extécnico azulgrana, Tito Vilanova, en el que el conjunto catalán apura sus opciones de luchar por el título de Liga, mientras que los locales quieren certificar su clasificación para la Liga Europa.

Los castellonenses se sienten en deuda con sus aficionados tras los malos resultados de esta segunda vuelta, por lo que piensan que una victoria frente al Barcelona supondría una alegría extra.

Así, aseguran que no hay mejor manera de certificar esta temporada, con una victoria de nivel y que esta asegure matemáticamente el gran objetivo de volver a las competiciones europeas.

Las novedades en el Villarreal son la recuperación de los delanteros Gio dos Santos e Ikechukwu Uche. El primero ya disputó unos minutos en Málaga y apunta a titular en este próximo partido. Mientras que el segundo vuelve a una convocatoria, tras un mes fuera del equipo por unos problemas de adductores.

En el capítulo de bajas, siguen fuera del equipo los defensas Chechu Dorado y Pablo Íñiguez, ambos lesionados de larga duración. Mientras que el técnico ha decidido convocar a todos los jugadores disponibles, con lo que la convocatoria es de veinte jugadores.

Por su parte, el Barcelona intentará rendir un tributo deportivo al malogrado Francesc ‘Tito’ Vilanova con una victoria mañana.

Después de dos jornadas anímicamente durísimas en Barcelona, tras la muerte el viernes del entrenador catalán, los jugadores afrontan un desafío enorme, pues deberán abandonar el estado de abatimiento que sufren y que hoy han evidenciado públicamente cuando se han desplazado al Camp Nou para decirle el último adiós a uno de los suyos.

El equipo catalán sigue dependiente en la segunda posición de lo que hagan sus máximos rivales, el líder Atlético de Madrid y el Real Madrid, ahora tercero pero con un partido menos, que de ganarlo volvería a estar otra vez por encima de los azulgranas.

Ya sin más objetivo que la Liga, al Barça sólo le queda ganar los cuatro partidos de la competición que quedan y esperar el tropiezo de sus rivales, sin los cuales el equipo catalán no tendrá la oportunidad de revalidar el título que logró el año pasado bajo la dirección de Tito Vilanova.

El Barcelona sacó el fin de semana su garra en un partido complicado contra el Athletic Club, al que superaron por 2-1, después de remontar el encuentro (0-1) con un gol final de Leo Messi, quien ha ido claramente de más a menos esta temporada.

Con la victoria frente al Athletic Club, los barcelonistas frenaron una racha negativa que les había desangrado en pocos días, al quedar dependientes de terceros para la Liga, eliminados de la Liga de Campeones y derrotados en la final de la Copa del Rey.

Para mañana lo azulgranas recuperarán al sancionado Sergio Busquets, mientras que no podrán seguir contando con el capitán, Carles Puyol, que ha vuelto a resentirse de los problemas que arrastra en la rodilla derecha, que le han impedido entrar en la lista de convocados. A esta larga lista de bajas también se unen Víctor Valdés, Gerard Piqué, Jordi Alba, Neymar y Jonathan dos Santos.

 




Volver arriba