Aplazan al día 22 julio la declaración de Rosell ante Ruz por el caso Neymar

 

MADRID (EFE).- El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha aplazado al 22 de julio la citación del expresidente del Barça Sandro Rosell como imputado por un delito fiscal y de apropiación indebida en el fichaje del delantero brasileño Neymar, lo que le valió su dimisión al frente del club, a petición de su abogado.

Rosell estaba citado el próximo viernes, pero el juez, que ha dictado hoy una providencia al respecto, ha decidido posponer su declaración a petición de su abogado, Ignacio Ayala, que ha alegado que tiene un juicio en esas fechas y para acreditarlo ha aportado un auto de la Audiencia Provincial de Madrid señalando esa vista oral.

El aplazamiento de la declaración de Rossell, ha provocado que se haya pospuesto también al 22 de julio la comparecencia del representante legal del Barcelona Antonio Rossich, que tendrá que responder ante Ruz del delito fiscal imputado al club por un presunto fraude de 9,1 millones de euros en el fichaje del jugador.

También ha pasado a ese día la toma de declaración como testigo de Artur Amich, socio auditor de la firma Deloitte y responsable de los informes de auditoría de cuentas anuales del FC Barcelona del 30 de junio de 2012 y de 2013.

El juez decidió llamarles a declarar tras recibir un informe de la Agencia Tributaria, fechado el 30 de mayo, que confirma que el Barcelona, imputado ya en esta causa como persona jurídica, cometió un delito fiscal al defraudar a Hacienda al menos 9,1 millones de euros en el fichaje de Neymar da Silva.

Esa cantidad podría aumentar a 11,7 millones si se confirma la posible defraudación de otros 2,6 millones de euros para el ejercicio de 2014, que “con salvedades” ha detectado la Agencia Tributaria.

En esa misma resolución, Ruz acordó también preguntar a las partes sobre la procedencia de dirigir el procedimiento a las personas intervinientes en los diferentes contratos objeto de investigación, lo que podría afectar al actual presidente del Barcelona Josep María Bartomeu y al padre del delantero brasileño, entre otros.

Además ha reclamado al Barça diversa documentación, entre la que destaca el desglose de las rentas declaradas y las retenciones ingresadas a Hacienda el pasado 24 de febrero en virtud de la regularización voluntaria extemporánea que hizo el club por importe de 13,5 millones de euros por el fichaje de Neymar.

El Barça hizo este pago a Hacienda cuatro días después de que Ruz imputara el pasado 20 de febrero al club por delito fiscal, aunque ello no le eximiría del abono de la correspondiente multa si finalmente es condenado.

Para el mismo día en que ha citado a Rossell y a Rossich, Ruz también ha llamado a declarar como testigos a los peritos de Deloitte que elaboraron la auditoría de cuentas anuales del FC Barcelona con fecha del 30 de junio de 2012 y del 30 de junio de 2013.

El contrato de Neymar se firmó en Barcelona el 3 de junio de 2013 entre el jugador y su padre, de un lado, y Rosell y el presidente actual del club, Josep Maria Bartomeu, de otro, pero no entró en vigor hasta el 29 de julio de 2013, pactándose una duración de 5 años.




Volver arriba