Super Bowl con alta seguridad

Una seguidora de los Broncos de Denver se toma una foto en el llamado Boulevard del Super Bowl, en Times Square, Nueva York, donde mañana será el partido

deportes

El Super Bowl, el mayor acontecimiento deportivo de Estados Unidos y uno de los más importantes de todo el mundo, llega mañana por primera vez a la zona de Nueva York, que recibirá a medio millón de aficionados con un enorme aparato de entretenimiento, seguridad y negocio turístico.

El partido final de la NFL entre los Broncos de Denver y los Halcones Marinos de Seattle se disputará en el estadio MetLife, en East Rutherford (Nueva Jersey), justo al otro lado del Hudson, pero el protagonismo es para la Gran Manzana.

Las autoridades calculan que, además de los 82,500 aficionados que llenarán el estadio, alrededor de 400,000 han viajado a la zona para vivir los eventos paralelos y la fiebre del Super Bowl, y muchos de ellos son ya visibles por toda la ciudad con las playeras, bufandas y gorros de sus equipos favoritos.

Los cálculos oficiales de la NFL apuntan a que el Super Bowl arroja una derrama de 500 a 600 millones de dólares en la sede, pero varios economistas advierten que esas cifras son exageradas y en realidad apenas se alcanza el 10 por ciento de lo que afirma la liga.

Aún así, el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, afirma que la llegada del Super Bowl tendrá un “impacto fantástico en la economía local” y será “algo grande” para la ciudad. La seguridad es un asunto primordial, y más de 4,000 policías están desplegados.

Deportes



Volver arriba