Predicciones rebajan a 30% probabilidad de nieve para Super Bowl

 (EFE).- Las últimas predicciones meteorológicas muestran que la temperatura para el área de East Rutherford, donde se encuentra el MetLife Stadium, escenario de la cuadragésima edición del Super Bowl, a disputarse el próximo 2 de febrero estará entre los 25 y 36 grados Fharenheit y un 30 por ciento de probabilidad de que nieve, que podría incrementarse al 36.

La temperatura tampoco será problema para los equipos de los Broncos de Denver, campeón de la Conferencia American (AFC) y los Seahawks de Seattle, de la Nacional (NFC), que serán los protagonistas del partido más importante del deporte profesional en Estados Unidos.

Los vientos se esperan que soplen a una velocidad de 13 kilómetros por hora, lo que podría facilitar la llegada de la lluvia y la nieve.

Los directivos de la NFL, que han tenido que centrar una gran parte del esfuerzo organizativo a enfrentar a la celebración del partido en un campo aire libre y con temperaturas bajo cero, ya adelantaron que tienen preparado el llamado plan B que consistiría en cambiar la hora o el día de la disputa del partido en el caso que se registrase una fuerte nevada sobre el área de Nueva York y Nueva Jersey.

Pero de momento, la hora del inicio del partido sigue establecida a las 18-25 pm hora del Este (23-25 gmt).
La NFL y más de 2.000 trabajadores ya utilizaron la nevada que cayó a principios de semana como prueba para dejar listo el campo del MetLife Stadium y despejadas las áreas metropolitanas adyacentes, en preparación por si durante la próxima semana, previa al Super Bowl se volviese a dar la misma circunstancia.

Eric Grubman, vicepresidente de la NFL, el pasado miércoles, en conferencia de prensa, dijo que confiaba que el partido podría jugarse aunque un día antes se cayese una fuerte nevada en el área de Nueva York y Nueva Jersey, pero no dio detalles concretos de como podrían hacerlo, si la misma se diese el mismo día del Super Bowl.

Grubman señaló que la liga necesitará de al menos 24 horas de anticipación si desea cambiar la hora del inicio del partido y de 36 si el cambio es de fecha.

La temperatura más baja que se ha registrado en la historia del Super Bowl fue de cuatro grados centígrados y se dio en el Tulane Stadium, de Nueva Orleans, en la sexto edición que ganaron los Cowboys de Dallas a los Dolphins de Miami, en 1972.

Etiquetas:,