El negocio de los boletos

En el Súper Bowl los rivales pasan a un segundo plano

2_150114_superbphoto01

NUEVA YORK (AP).- Bienvenido al Super Bowl, el partido en el que la demanda siempre supera a la oferta y los contrincantes no revisten importancia en el interés.

El duelo por el campeonato de la NFL es uno de los espectáculos deportivos y de entrenamiento más masivos del mundo. No es que los equipos sean un cero a la izquierda, pero las entradas se venderán como pan caliente sin que afecte el grado de popularidad de los dos protagonistas.

Así que, al acercarse la fecha del partido el 2 de febrero en el MetLife Stadium en East Rutherford, Nueva Jersey, repasemos cómo anda el asunto de las entradas.

¿CUÁNTO VALEN? Inclusive en NFL.com, los que buscan entradas pasan a la dirección de un portal de reventa, gestionado por Ticketmaster. Hace una semana, el boleto más barato costaba algo más de 3,000 dólares (39,256 pesos mexicanos al tipo de cambio de ayer).La NFL también realiza una lotería para adquirir entradas que cuestan 500 dólares. Éstas no pueden ser ofrecidas en reventa.En Stubhub, se pueden encontrar ofertas de gente dispuesta a ceder sus asientos por algo más de 2,500 dólares. Cabe decir que estas son entradas que corresponden a las tribunas en lo más alto del estadio, las menos apetecibles. Pero el consejo para los fanáticos que quieran asegurar un puesto es que mejor esperan un poco más.”Con el paso de los días vemos que, al acercarnos al día del partido, el costo de los precios van a bajar”, declaró Smita Saran, portavoz de Stubhub.Saran dijo que previo a la edición del año pasado, Stubhub recibió búsquedas por entradas a una hora del inicio del partido.También resaltó que los fanáticos que compren en Stubhub tendrán acceso a una fiesta a las afueras del estadio en la que podrán recoger las entradas en el estacionamiento. Incluso, ofrecerán transporte a los aficionados desde Nueva Jersey o Manhattan. Pero esos beneficios son para la gente que quiera gastar bastante.

¿QUIÉN JUEGA? Los equipos participantes deben incidir algo en el precio. Si son equipos cercanos a Nueva York, por ejemplo los Patriotas de Nueva Inglaterra, la demanda y los precios pueden dispararse. Dos equipos de la costa oeste definirán el campeón de la Conferencia Nacional. Sin importar el fervor de los fanáticos de los 49′s de San Francisco y los Halcones Marinos de Seattle, estar a unas seis horas de vuelo puede disuadir las huestes.

Los Broncos de Denver son el otro equipo en carrera.

La gala del medio tiempo ya está lista. El artista es Bruno Mars. El astro del pop de 28 años no está a la altura de mitos musicales de previas ediciones, como Bruce Springsteen, los Rolling Stones y Paul McCartney (todos sacaron discos antes que Mars había nacido), pero debe entusiasmar a una audiencia más joven. Mars tendrá como acompañantes a los Red Hot Chili Peppers.

¿Y EL CLIMA? Aparte de los equipos, otro factor preponderante que afectaría los precios es el pronóstico del tiempo. Si jugar al aire libre con temperatura de 40 grados Fahrenheit (la que se promedia en East Rutherford en estos días), no parece ser terrible ahora, ya que casi todo Estados Unidos acaba de salir de una ola de frío polar en el que las temperaturas marcaron registros bajo cero.

Como es el primer Súper Bowl al aire libre en una ciudad de clima helado, no hay información que el frío afecte la venta de entradas. Pero tras lo vivido en días recientes se puede presumir que la demanda no será tan fuerte ante la idea de sentarse al aire libre durante cuatro horas seguidas en una noche fría en el norte de Nueva Jersey.¿CÓMO ESTARÁ EL TRÁFICO? Conducir por las carreteras y avenidas de Nueva Jersey no es cosa fácil, lo cual quedó en evidencia con el escándalo que ha sacudido al gobernador del estado, Chris Christie, por ordenar el cierre intencional de vías como represalia política contra un alcalde.Lo cierto es que nadie puede domar el tráfico en esta región. Pero la autoridad de transporte planea tener trenes en la nueva ruta que se completó previo a la inauguración del estadio en 2010. También circulará un pelotón de autobuses y los organizadores le han pedido a la gente que no acuda al estadio conduciendo sus propios automóviles.




Volver arriba