Brady-Manning, con el Super Bowl de por medio

Brady-Manning, con el Super Bowl de por medio

DENVER (AP).— Sólo uno de ellos podrá declararse como el mejor quarterback de la NFL.

Peyton Manning puede mencionar que ha conquistado cuatro veces el premio al Jugador Más Valioso de la liga, todo un récord, y que el quinto está por llegar en unos días. También que es el dueño de los récords para un temporada en cuanto a yardas acumuladas con pases, así como touchdowns. Y el que pudo hacer resurgir su carrera tras sufrir una grave lesión en el cuello.

Tom Brady es el líder de cinco equipos que han disputado el Super Bowl y campeón en tres. Fue dueño en un momento de los récords que Manning ahora ostenta y cumplió una temporada regular invicta. Aventaja 10-4 en el mano a mano con Manning, pese a que a cada rato tiene que adaptarse a nuevos compañeros y últimamente ha tenido que soltar pases a receptores de segunda fila.

Manning y Brady se enfrentan el domingo por 15ta vez, y por cuarta en una postemporada, cuando los Broncos (14-3) reciban a los Patriots (13-4) en el partido por el campeonato de la Conferencia Americana.

El ganador del duelo entre los dos mejores quarterbacks en una era en la que los mariscales de campo nunca habían sido tan brillantes podría quedarse con la última palabra sobre el debate sobre quién es el mejor. No es tanto por el balance de victorias y derrotas, sino es porque esta podría ser la última vez que se midan con tanto en juego.

“No creo que se pueda tener otra rivalidad como esta o que ha habido una como esta”, dijo John Elway, cuya propia rivalidad con Dan Marino apenas ofreció tres capítulos debido a las peculiaridades de la programación de la liga a lo largo de sus trayectorias.

El partido le puede abrir la puerta a Brady para igualar a Joe Montana y Terry Bradshaw con cuatro títulos. Manning podría pelear por un segundo anillo, lo cual lo dejaría uno detrás de Brady y en el mismo grupo junto a su hermano, Eli, Roger Staubach y Elway, entre otros. Manning también podría convertirse en el primer quarterback que gana el Super Bowl con dos equipos diferentes.

Ninguno la presta mucha atención al aspecto de que el duelo directo entre ambos definirá su legado.

Un motivo por el cual Brady supera a Manning en el mano a mano entre ellos, además de un 2-1 en los playoffs, es que con mayor frecuencia ha contado con un equipo más completo a su alrededor.

Este año, sin embargo, prácticamente ha sido el hombre orquesta en Nueva Inglaterra, algo ilustrado por el hecho de que los Patriots se encuentran en esta instancia pese a que Brady acumuló 25 touchdowns, menos de la mitad de la cifra récord de 55 alcanzada por Manning.

Sin Rob Gronkowski, Aaron Hernández o Wes Welker para lanzar sus pases, Brady supo salir adelante con la ayuda del entrenador en jefe Bill Belichick y el coordinador ofensivo Josh McDaniels, ex timonel de los Broncos.

El juego por tierra de Nueva Inglaterra, encabezado por LeGarrette Blount y Shane Vereen, se ha hecho notar, al promediar 214 yardas en los últimos tres partidos. Los 75 pases completados por Brady en los últimos tres partidos constituyen la menor cantidad en semejante lapso durante su carrera.

Manning acumula 92 desde que llegó a Denver previo a la temporada de 2012, luego de someterse a una serie de cirugías en el cuello y con dudas sobre si su brazo podría seguir siendo efectivo. Es el primero en reconocer que ya no es el de antes. Pero nadie se prepara como él.

Su récord de 5.477 yardas y todos esos pases de touchdown se deben a un talentoso grupo de jugadores a su alrededor, como Welker, Eric Decker, Demaryius Thomas y Julius Thomas. Pero Manning también talento de primera categoría en Indianápolis y nunca alcanzó semejante producción.

El domingo, Brady, quien se perdió algunas sesiones de práctica al inicio de la semana por una gripe, procurará sacar provecho de una menguada secundaria de Dever que acaba de perder al cornerback Chris Harris Jr., lo que obligaría a Champ Bailey _ lesionado durante buena de la temporada _ a cargar con una mayor responsabilidad en la defensa.

Y los Patriots también tratarán de que los Broncos se inclinen por el juego por tierra, de la misma manera que lo hicieron en su derrota 34-31 en tiempo extra durante 12da semana de la campaña, a sabiendas que la mejor manera de vencerle es que el ovoide no esté mucho en las manos de Manning.

Brady tiene 36 años y Manning 37, así que esta puede ser la última cita entre ambos. Lo mejor es admirarla.




Volver arriba