Autoridades refuerzan la seguridad para el Super Bowl

NUEVA YORK (EFE).— Las autoridades de Nueva York están reforzando la seguridad como parte de los preparativos para el Super Bowl que se jugará el próximo fin de semana.

La Policía estará vigilando la ciudad con agentes, por aire o en monitores de circuito cerrado, luego de que ha instalado 200 cámaras de seguridad temporales en el centro de Manhattan en el “Super Bowl Boulevard”, un espacio de trece cuadras en Broadway que se espera atraiga a grandes multitudes antes del partido.

Los Broncos de Denver y los Seahawks de Seattle serán los protagonistas del Super Bowl, que se llevará a cabo el 2 de febrero en el MetLife Stadium, de East Rutherford.

Los trabajos para reforzar la seguridad extrema los llevaron a cabo las agencias policiacas durante los últimos dos años.

Tanto Manhattan como Brooklyn serán escenario de decenas de reuniones previas al partido; en Newark se llevará a cabo el Día de Medios, y Jersey City será sede de los hoteles de ambos equipos protagonistas.

Jeffrey Miller, jefe de seguridad de la NFL, indicó que “el éxito se mide en parte por lo bien que las autoridades ocultan toda la preocupación por las amenazas potenciales”.

Agregó que “los oficiales entienden que es el Super Bowl del fútbol americano, no de la seguridad”.

“Hemos trabajado muy fuerte para hacernos cargo de la logística y la seguridad, y para que los aficionados vengan, se relajen y disfruten del partido”, añadió Miller.

Mientras, el jefe de la policía estatal de Nueva Jersey reveló que cerca de 700 efectivos serían asignados a patrullas en los alrededores del estadio.

La NFL se ha comprometido con otros 3.000 agentes de seguridad privada para reforzar la protección.

James Waters, oficial al mando de la Oficina de Contraterrorismo del Departamento de Policía de Nueva York, dijo que están “acostumbrados a eventos grandes” y que se han “preparado para responder a cualquier eventualidad”.

Las cámaras temporales que se instalaron son un complemento para un sistema de miles de cámaras permanentes que cubren el centro de la ciudad, que la Policía monitorea desde otro punto de Manhattan.

Además, el departamento cuenta con un software que permite programar las cámaras para que detecten actividad sospechosa, como una mochila u objetos que permanecen en un mismo lugar durante mucho tiempo.

Entre otras medidas de seguridad, la ciudad habilitó oficiales con perros capaces de detectar material explosivo, y otros observarán desde azoteas y helicópteros, con lo que se prevé que la seguridad para el Super Bowl está garantizada.




Volver arriba