“El Pana” vuelve a la México

Saldívar: una oreja de peso en la tarde de las tres "S"

1 / 2


Arturo Saldívar se llevó una oreja anteayer en la Monumental México
Rodolfo Rodríguez "El Pana" regresa a la Plaza de Toros México


Rodolfo Rodríguez “El Pana” regresa a la Plaza México y, dicen, es para despedirse de los ruedos.

Ya en 2007 lo anunciaron para tal circunstancia y, siete años después, sigue toreando. De hecho, su vida cambió tras la tarde del Día de Reyes aquel, cuando no sólo no se despidió, sino que se encumbró, rehizo su carrera y se ganó tantos contratos como dinero que jamás había logrado en su vida.

Ahora, vuelve a la México el domingo al lado de Morante de la Puebla y Joselito Adame, en la que, anuncian otra vez, será su despedida del coso máximo, en uno de los carteles estelares de la segunda parte del serial del coso de Insurgentes.

Lidiarán astados de la ganadería de Villa Carmela.

Saldívar, sólido

En la México, aún se habla de la labor que permitió a Arturo Saldívar llevarse la única oreja de la tarde en la corrida del domingo pasado.

Saldívar consiguió el ánimo del público con una tarde muy torera. Al segundo le cuajó una faena muy por encima de las condiciones del toro. Mató de estocada y torero descabello, que tuvo petición de oreja, pero saludó desde el tercio y se negó a dar la vuelta al ruedo.

Y al quinto, que empezó flojo y manseando, terminó bien al realizarle una faena elegante, con ritmo, con torería manifiesta. Mató de pinchazo y media estocada. Fue premiado con una oreja con petición de otra y vuelta al ruedo muy ovacionada.

Juan Pablo Sánchez sigue sin tener suerte en la plaza México. A su primero, con poca fuerza, le hizo una faena magnífica no entendida por el público y mató de estocada para saludar desde el tercio. Al cuarto ya le estaba inventado la faena, pero el toro se echó y tuvo que ser apuntillado. Regaló un sobrero que hizo séptimo, otro ejemplar sin fortaleza y al que toreó muy bien, mejor de lo que merecía la res. Mató de estocada y fue ovacionado.

Diego Silveti se fue igual en blanco, sin suerte con el primero y “reventado” por un grupo del tendido cuando parecía hacer interesante trasteo al sexto.




Volver arriba