El Clásico en la final

El Barca pacta un nuevo duelo con el Madrid en la Copa del Rey

SAN SEBASTIÁN, España (AP).- El Barcelona volverá a medirse al Real Madrid por un título, luego de empatar ayer 1-1 ante la Real Sociedad para avanzar a la final de la Copa del Rey.

Antoine Griezmann anotó en las postrimerías del encuentro para dar el empate al conjunto donostiarra, luego que el argentino Lionel Messi había puesto en ventaja al Barca en el primer tiempo. Los campeones actuales de liga avanzaron a la final por un marcador global de 3-1.

Messi llegó a 335 goles, con lo que igualó el récord de Telmo Zarra, el máximo goleador en competiciones nacionales con una sola camiseta. Zarra jugó para el Athletic de Bilbao en las décadas de 1940 y 50. El arquero Enaut Zubikarai contribuyó para que la Real Sociedad consiga un marcador honroso en Anoeta, al realizar varias atajadas importantes. Pero el ataque de los locales no pudo encontrarse antes con el gol. El mexicano Carlos Vela estrelló un balón en el travesaño a los 55 minutos.

Barcelona, el máximo ganador de la Copa, al conseguirla en 26 ocasiones, se medirá a los merengues el 19 de abril, tres años después de caer ante su acérrimo contrincante en la última vez que se toparon en la final, por 1-0 en tiempo de prórroga.

Ambos rivales llegarán a este duelo luego de dividir honores en sus seis enfrentamientos previos en la final de la Copa del Rey.

“Hay tres objetivos en el año. En uno de ellos hemos logrado acceder a la final e iremos a ganar”, dijo el argentino Gerardo Martino, técnico del Barca. “Es un objetivo más cumplido por estos jugadores, que año tras año acceden a jugar finales. Yo estoy para acompañar la gestión que hacen ellos en el campo”.

Los locales ejercieron una presión insistente sobre el arquero blaugrana, José Manuel Pinto, pero Messi marcó la diferencia cuando el partido era joven. Coronó una escapada individual a los 27 minutos con un disparo entre tres zagueros. Zubikarai alcanzó a tocar el esférico, pero no evitó que éste entrara al arco.Luego, el guardameta de los “Txuri-urdin” se reivindicó al detener disparos de Messi y de Cesc Fábregas.A los 87 minutos, el delantero francés Griezmann igualó el marcador en un preciso contragolpe.Martino dijo que la sustitución de Xavi Hernández en el segundo tiempo se derivó de un golpe, aunque confió en que éste no tenga mayores consecuencias.En su primera temporada con el Barca, el técnico ha ganado ya la Supercopa.




Volver arriba