Dolorosa derrota

El Milán sufre su 1er. revés bajo el mando de Seedorf

Balotelli, en acción ante el arquero Zeljko Brkic del Udinese

ROMA (AP).- El uruguayo Nico López necesitó sólo tres minutos en la cancha para anotar el gol que significó la primera derrota del Milán bajo la batuta de Clarence Seedorf, en el cotejo que el Udinese ganó 2-1 a los “rossoneri” para eliminarlos de la Copa Italia en una forma tan sorpresiva como merecida.

Abucheados por sus propios “tifosi”, los jugadores del Milán abandonaron la cancha en la primera derrota con su nuevo técnico. El holandés Seedorf había debutado con una victoria ante el Verona por 1-0 en la liga.

Parecía que los “rossoneri” conseguirían un nuevo triunfo. A los seis minutos, Mario Balotelli anotó.

Incluso, dio la impresión por un instante de que el cotejo sería un paseo del Milán en San Siro, ante un equipo que lucha por mantenerse en la Serie A, a tres puntos de la zona de descenso.

Pero Udinese se recompuso y empató con un gol de penal del colombiano Luis Muriel a los 41 minutos, igualdad más que merecida porque ya para entonces, los “zebrette” jugaban mejor y habían llegado tres veces al arco del Milán.

En el segundo tiempo, Udinese siguió siendo más peligroso y a los 70, el argentino Roberto Pereyra estuvo a punto de anotar un gol en su primera acción. Un minuto después, el portero serbio del Udinese, Zeljko Brkic, paró un potente tiro libre a la entrada del área de Balotelli.De nuevo a los 74, Udinese pudo pasar adelante, pero Muriel tiró desviado desde muy cerca del arco del Milán. López ingresó a la cancha a los 75 minutos, en reemplazo de Muriel, y marcó el tanto de la victoria a los 78 con un izquierdazo desde fuera del área. El uruguayo partió con el balón pegado a sus pies desde la media cancha del Milán, sin que sus defensores atinaran a frenarlo.A los 82, entró el volante japonés Keisuke Honda, quien acaba de llegar al Milán y fue amonestado en su primera jugada.

La Copa Italia era fundamental para el Milán, porque si la ganaba, habría obtenido automáticamente un puesto en la Liga Europa, objetivo difícil de obtener en el torneo de liga, porque está lejos de la zona que reparte boletos.

La Roma pasó a la semifinal al vencer anteayer 1-0 a Juventus, y hoy jugarán Fiorentina-Siena. Los cuartos se concluirán el próximo miércoles 29 con Napoli-Lazio.




Volver arriba