Filosofía marcial

Hoy se conocerá a los karatecas que ascienden de grado

Carlos García Mendoza, Mauricio Chacón González y David Carrillo Díaz, quienes presentaron ayer en el Dojo

Quizá era el sofocante calor o el momento de presión que vivía cada uno de los exponentes, pero vaya que ayer hubo una tensión máxima en el Dojo Fernández Moral, donde 22 artemarcialistas ofrecieron su mejor karate en busca de convencer al sensei estadounidense Steve Pohle de que estaban listos para ascender de grado.

Sin duda que los exámenes de grado son la parte más importante del XVIII Seminario de Karate de la ISFK, pues al lugar se dio cita buen número de personas, que mantenían un silencio casi total. Sólo se escuchaban las indicaciones del profesor José Fernández Moral y los aplausos después que cada uno de los examinados daba por terminada su participación.

En grupos de cuatro, o de tres, los examinados aparecieron en escena para realizar sus katas (formas) ya seleccionadas. Hubo incluso quienes ejecutaron una serie de movimientos adicionales en su rutina, en caso de que el estadounidense Pohle solicitara observarlos por más tiempo.

El grupo más numeroso de los examinados fue el de quienes buscaban ascender a cinta negra. Ahí estuvieron Óscar Dorantes Uc, Rodrigo Cicerol Rivero, Álvaro Traconis Aguilar, Manuel Campos Marrufo, Silvia Elvira Esquivel Canul, Arturo Niquete Palma, Luis López Hernández, Mauricio Esquivel Canul, Alejandro Torre Mena y Rosa María Sánchez. Los que buscan el segundo dan son Patricio Arcila Hijuelos, Roel Tamayo Aguilar, Héctor Herrera Góngora, Alejandro Medina Peniche, Mario Euán Canto y Félix Espinosa Fernández.

Uno de los momentos especiales fue cuando apareció en escena Jorge Pasos Capetillo, quien con 62 años de edad busca ascender a tercer dan. Otros que aparecieron en ese grupo fueron Jorge García González y Miguel Angel Cerón.

Para cuarto dan fueron examinados Jorge David Carillo Díaz, Mauricio Chacón González y Carlos García Mendoza.

Después de las formas llegó el momento cumbre para los asistentes, los combates cuerpo a cuerpo, en los cuales cada uno de los exponentes reflejó la filosofía marcial del karate shotokan: lo importante no es agredir, sino respetar siempre al rival.- Hérbert Orlando Martínez Fuente



Volver arriba