Un duelo de serpentinas

Los Guerreros les cortan las alas a los Cardenales: 2-1

2unadelaraphoto01

Los Guerreros de Chetumal hicieron un par de carreras en su salida y les sacaron el triunfo de la bolsa a los Cardenales de Kanasín, con pizarra apurada de 2-1, al consumirse la quinta jornada de la Liga Motuleña de Béisbol de Primera Fuerza.

Los pájaros rojos, que jugaron en su nido, el campo “Víctor Cervera Pacheco”, hicieron su único registro sin pegar de hit, en el cierre del primer episodio, en los spáics de Juan Carlos Bañuelos.

El partido fue un duelo de pitcheo entre Edgar “Tic-tac” Echeverría, quien cedió su lugar a Jorge “Brazo Loco” Gómez, luego que su primer enemigo del noveno acto se embasó por marfilada del antesalista. También lanzaron los quintanarroenses Hugo Ortiz y el ganador Luis López.

Las carreras de la escuadra chetumaleña las impulsó Jonathan Domínguez.

Gregorio Oliva recibió cuatro ponchetes.

Brava reacción

Con gran relevo del motuleño Carlos Pech y rebelión de cinco carreras en el sexto capítulo, los Bravos de Chemax derrotaron 11-5 los Alacranes de Sinanché.

En la sublevación ganadora, los chemaxeños capitalizaron un par de transferencias e imparables de Edwin Díaz, Eric Rivero, Bryant Rodríguez y Miguel Peniche.

Todo ante las serpentinas de Víctor Moguel, Antonio Herrera y Manuel Chan.

Por los Bravos alternaron en el cerrito el abridor Eduardo Salgado, quien explotó en la sexta entrada, y Carlos Pech, quien les cerró el puerto a los arácnidos.

Se volaron la cerca Daniel Alcocer, del equipo vencedor, y el dzilamense Tomás Carrillo, por los caídos.

Por su parte, los Tiburones de Progreso apabullaron 18-5 a los Bombarderos de Izamal y conservaron su invicto.

Los escualos hicieron trizas el pitcheo formado por Eric Poot, Christian Contreras, Manuel Ortíz y Rafael Rodríguez.

Factor importante fueron los cuadrangulares de Armando Manzanilla (con la casa llena), Tránsito Centeno y Eduardo Gamboa y José Martínez, que enviaron 12 carreras al pentágono.

Las fieras marinas alternaron en la lomita a Amir Ibarra y al ganador Eduardo Sabido, quienes transitaron sobre un barril de pólvora, pues toleraron una docena de hits, entre ellos jonrones de Andrés Ake, Francisco Martín y Juan “Chereke” Euán. El bélico Igor Aguilar recibió cuatro chocolates.- Armando Lara Canto




Volver arriba