Tiene con qué resurgir

Experiencia, talento y voluntad para “levantar” al pancracio

Luchadores yucatecos

Luchadores yucatecos

 La lucha libre  está a la vuelta de la esquina, pero sin la difusión necesaria. Deportistas y empresarios han hecho toda una industria de esta actividad, pero anteponer el negocio al espectáculo y el honor de ser un ídolo del pueblo ha jugado en contra del pancracio, tanto que muchos le atribuyen a ello  que la pasión por la lucha libre se haya enfriado en los últimos años.

En Yucatán  hay una extensa variedad de empresas,  escuelas, luchadores y promotores.

Empresas locales

Actualmente en el Estado hay varios grupos, que intercambian gladiadores para cumplir con las funciones. Estos son: Unión de Luchadores de Mérida (ULM), que comanda Lobo Salvaje padre, y  PYCV, del promotor Bernabé Vázquez, quien es representante del CMLL. También está el Grupo Independiente de Luchadores (GIL), de Black Ríder y Arkano 2000, y los  grupos independientes de Rebelde Punk, La Furia, Amenaza Roja Sr. y Juan Arjona, este último representante de la AAA.
¿Dónde entrenar?

Además del Rebelde Gym, en Mérida hay tres  lugares donde se puede practicar la lucha libre: El Esparta Gym (calle 36, entre 35 y 39 de la colonia Jesús Carranza), del ex luchador Espartano; la Casa del Pueblo, que tiene como maestro a Amenaza Roja padre, y el recién iniciado gimnasio de Lobo Salvaje padre, en el módulo del DIF de la Emiliano  Zapata.
¿Dónde ver lucha libre?

Aquí es donde se presentan algunos obstáculos: En Yucatán no hay un foro exclusivo para este deporte-espectáculo. Sin embargo, los mismos luchadores se las han arreglado para improvisar arenas en locales diversos.

Uno de ellos  es la llamada “Arena Keidy“ (Francisco Villa Oriente, Kanasín), una sala de fiestas   que cada viernes, a las 8 de la noche, se convierte en  arena de lucha libre. Son ya casi seis meses realizando funciones con gladiadores de la GIL, empresa que suele hacer intercambios con  exponentes de Campeche, Quintana Roo y Tabasco.

Diversas opciones

Otro sitio que se disfraza de arena es el  salón de baile  “Baratilleros” (frente al mercado San Benito, en el Centro). Aquí por lo regular se realizan bailes populares,  pero ocasionalmente se presenta la ULM. A este grupo se unen el Rebelde Gym y el Polifuncional de Kanasín, donde aproximadamente cada cuatro meses se presentan luchas organizadas por el grupo independiente de La Furia.

A lo largo del año, cada grupo realiza varias funciones en interior del Estado, muchas contratadas para amenizar  campañas políticas, ferias y fiestas patronales.

El año pasado, el Instituto Municipal del Deporte (IMD) implementó el programa “Lucha libre para todos”, que llevó este deporte a varias colonias de Mérida.

Por amor… puro amor al deporte

La lucha libre no es un deporte del cual se pueda vivir. A diferencia de disciplinas como el boxeo, en el cual el estelar de una función local de corte profesional puede ganar hasta 25,000 pesos, un luchador pueden cobrar, si bien le va, hasta 500 pesos dependiendo del promotor, del patrocinio de la función o si ésta depende de la taquilla.

Pero hay algunos luchadores —muchos, la verdad— que, sin cobrar un solo peso, suben al cuadrilátero simplemente para mantenerse activos en el deporte de sus amores.—   Gonzalo  E. Sandoval García 

Etiquetas: