Reyes ahogados dentro y fuera del tablero

1 / 3


Una pequeña, previsora, se sentó ante el tablero protegida con un impermeable.- Imagen de cortesía
El cardíaco duelo de desempate entre el campeón, Orlando de Jesús Solís May, de Telchac Puerto, e Isaí Massa Mandujano. Junto al monarca aparece su entrenador, Giovvani Lope Aguilar.- Imagen de cortesía
El campeón del Grupo A, Miguel Tadeo Palma Villanueva, de la "Avelino Montes Linaje".- Imagen de cortesía


 

Emoción extrema en el ajedrez infantil del Educrea

  

 

A las abundantes emociones que caracterizan a los eventos escolares de ajedrez se les unió el viernes pasado en el Educrea el protagonismo de Chaac, la deidad maya de la lluvia, que abrió todos los grifos de los cielos para poner en jaque al ejército infantil de Caissa. Que no digan que la envidia es privativa de los seres humanos.

No menos necesitado de atención, el padre Cronos también hizo acto de presencia para llevar al extremo la tensión en la lucha por el liderato del torneo de primarias, que tuvo que irse a un desempate a dos partidas de ajedrez relámpago.

Y eso que un alud de relámpagos y truenos precedió a la final, en una jornada en que agua fue tan abundante que al borde de un par de tableros donde la lluvia se sintió más los reyes de ambos bandos parecían ahogarse incluso antes de iniciarse la quinta y última ronda. Como suele suceder en las categorías infantiles, también hubo un empate por ahogo, o sea cuando un soberano no puede mover pero tampoco está en jaque. Y pensar que cuando el rey de alguien se ahoga el jugador respira hondo.   

Los experimentados árbitros Daniel Ángel Mena Briceño y Miguel Ricardo Sosa Pérez, auxiliados por Belia Rubí May Itzá y Evelyn Isabel García Hau, quienes hacen sus pininos en materia de jueceo, tuvieron que moverse a un ritmo más veloz que el “blitz” para correr mesas y tableros. Algunos padres de familia e incluso jugadores los apoyaron 

Chaac parecía divertirse lanzando húmedas ráfagas a los pequeños alumnos de la escuela Creatividad en la Educación (Educrea) y enviados de otros 15 planteles. A pesar de que se jugaba en un área bajo techo, los fuertes vientos hicieron que algunos relojes de ajedrez también se mojaran, aunque sin consecuencias.

Los niños ajedrecistas, acostumbrados al lema “cada partida es una batalla”, restaron importancia a los afanes protagónicos del dios maya (muchos incluso lo tomaron como diversión extra) y se enzarzaron en batallas tan aguerridas como emocionantes.

Al término de los combates, en el grupo de mayor edad, el B (para jugadores de cuarto a sexto grados), se registró un empate en la cúspide entre Orlando de Jesús Solís May, quien llegó desde Telchac Puerto, como enviado de la escuela “Santiago Xicoténcatl”, e Isaí Massa Mandujano, del Colegio Americano. Como establece la convocatoria, se fueron al desempate a dos partidas de a cinco minutos por jugador.

En medio de una multitud de observadores, unas cardíacas tablas surgieron en el primer choque de líderes. El joven entrenador Giovvani Guadalupe Lope Aguilar, quien trajo en total a unos 30 combatientes de Sinanché, Telchac Pueblo, Telchac Puerto y Dzemul, localidades donde imparte talleres de juego ciencia, no podía contener su nerviosismo y por momentos prefería alejarse del tablero. Para el segundo y definitivo choque, de plano se fue al otro extremo del local.

Sólo cuando una explosión de aplausos rubricó la coronación de su pupilo se acercó veloz para felicitarlo. Un justo triunfo para la escuela “Santiago Xicoténcatl”, que en total envió a 11 competidores, algo de mucho mérito, sobre todo considerando que se trata de un plantel del interior del Estado.

Después de los mencionados quedaron con cuatro unidades: Oscar Aguilar Caamal, Víctor Manuel Ceballos Concha, Emilio Jesús Cruz Aguilar,  Diana Victoria González Puc, Nidia Carolina Ancheyta Ramírez, Xavier Herrera Trejo y Carlos Esteban Lara Camacho.

En el Grupo A (primero a tercer grados), se coronó Miguel Tadeo Palma Villanueva, de la escuela  “Avelino Montes Linaje” con marca perfecta de cinco victorias, escoltado por Daniela María Mukul Aldana, de la “Educación y Patria”.

Después de la entrega de premios, el director del Educrea, licenciado Eduardo Monforte Ojeda, quien presidió la ceremonia, felicitó al instructor Lope Aguilar y lo puso como ejemplo de cómo debe promoverse el juego ciencia en las escuelas.

COMUNICADO DE PRENSA




Volver arriba