Oxkutzcab concluye faena

El Kukulcán, digno escenario para la final de la Naxón

2072014nnaxonsphoto01
1 / 9


Arriba, el festejo del último out de Néstor Segovia, y, a la izquierda, la mascota Leoncio con Álvaro Pacho, el Más Valioso de la final
Arriba, el receptor ticuleño Hirán Martín dejó caer un elevado, una de las causas por la que los Atléticos fueron arrollados ayer. Abajo, Augusto "Cuxo" Martínez le entrega el trofeo de subcampeón de la Liga Interestatal Naxón Zapata a los Atléticos
El receptor naranjero Carlos Pacho alzó el trofeo de campeón que le entregaron a los Naranjeros de Oxkutzcab, ayer en el Kukulcán
Aspectos de la final: la afición naranjera, la anotación de Juan Carlos Uribe, el robo de la antesala de Emilio López, pese al esfuerzo de Sergio Pacheco, y la celebración


Luego de la sexta entrada, con la pizarra 12-0, el cetro de la temporada 2014 de la Liga Interestatal de Béisbol Naxón Zapata ya tenía dueño, y sin duda eran los Naranjeros de Oxkutzcab, equipo que desde el arranque de la campaña mostró pasta de campeón.

Ayer el marcador de 13-2, si se toma en cuenta que fue el tercer y decisivo encuentro de la final, fue escandaloso, porque los Atléticos de Ticul ni siquiera metieron las manos, y sólo dieron señales de vida cuando el abridor y ganador Álvaro Pacho se cansó y sólo seguía en la loma por orgullo (para algunos por capricho), ya que terminó con más de 130 lanzamientos.

Al final, la reacción fue leve, y los Naranjeros se coronaron, una coronación en una escenario digno, como lo fue el Parque Kukulcán, ya que con los toldos que se instalaron, cerca de tres mil aficionados no sufrieron con el terrible sol que hubo más allá del mediodía.

Pacho, oriundo de Oxkutzcab, se vio dominador. Luego de seis entradas sólo había permitido dos hits, e incluso llegó a retirar a diez bateadores, antes de que Tomás Herrera le pegue el primero imparable. Al final su labor fue de nueve episodios con ocho hits, dos carreras, nueve ponches y una base.

La derrota fue para José Cueto, quien de nuevo falló, aunque ahora no lo salvó el relevo de José Apolinar Carrillo, quien fue castigado.

Fiesta naranja

Los Naranjeros explotaron en el tercer episodio, cuando fabricaron cinco anotaciones, dos por error de Cueto, y las restantes con sencillos de Mario Lavagnino y Héctor Castañeda, así como el doble de Julián Briceño. El cuarto acto dejó un registro más para los campeones, con doble impulsor de Lavagnino.

En la sexta hubo otro fructífero ataque, ahora de seis anotaciones. Sergio Pacheco y Lavagnino ligaron triples productores de una carrera, luego Carlos Pacho conectó sencillo impulsor de otra; Briceño agregó triple de dos registros más y anotó la última con elevado de sacrificio de Mario Bustillos.

En octava, los Atléticos se quitaron la blanqueada, con doblete productor de Tomás Herrera, pero Carlos Pacho apareció con jonrón solitario, y puso las cosas 13-1.

Ticul presionó a Álvaro en la salida, pero sólo anotó una vez más.

Los Naranjeros batearon 18 imparables. Briceño bateó de 5-4 (doble y triple), Lavagnino, de 5-3 (doble y triple) y Carlos Pacho, de 5-2 (jonrón). El zurdo Pacho fue el Jugador Más Valioso, distinción entregada por Juan Sosa Puerto, director del Instituto del Deporte de Yucatán.- Hérbert O. Martínez Fuente

Final | Pormenores

El gobernador Rolando Zapata Bello asistió al comienzo de la final de la Liga Naxón Zapata

Apoyo de Zapata Bello

El gobernador Rolando Zapata Bello asistió a la ceremonia del inicio de la final de la Liga Naxón Zapata en el Kukulcán y lanzó la primera bola, acompañado de diversas autoridades.

Trae “pata de conejo”

Por segunda edición, el patrocinador Carlos Baeza alzó un cetro de campeón de la Liga, ya que la temporada pasada lo hizo, pero con los Diablos en Tixkokob.




Volver arriba