Los Potros, orgullo yucateco

Los Potros del STSPEIDY posan con el trofeo de campeones del torneo internacional Fast Pitch 2014

El gobernador Rolando Zapata Bello se reunió con el equipo de sóftbol Potros del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Poder Ejecutivo e Instituciones Descentralizadas de Yucatán (STSPEIDY) para refrendarles su apoyo a los 25 jugadores.

El mandatario felicitó a los peloteros por su constancia y disciplina, porque gracias a su determinación hoy son campeones del torneo internacional Fast Pitch 2014.

Zapata Bello expresó que representa un orgullo para el Estado que servidores públicos inviertan su tiempo libre en actividades que refuerzan aspectos positivos como la convivencia familiar, la salud y el deporte.Mencionó que lo siguiente debe ser entrenar con mucho empeño para consolidar el proyecto y convertirse en bicampeones de la mencionada justa internacional.Durante la reunión realizada en el Centro de Convenciones Yucatán Siglo XXI, el líder sindical Jervis García Vázquez, informó que gracias al apoyo del Gobierno ya han iniciado los trabajos de mejoramiento del local del STSPEIDY ubicado en Chenkú, con una inversión de más de cuatro millones de pesos, los cuales servirán para contar con un campo deportivo de primera, tal como lo merecen los jugadores y sus familias.

Manuel Vázquez Segovia, pítcher del equipo, comentó que desde hace tres años han trabajado con paso firme para competir y ser campeones en justas nacionales e internacionales. El pelotero añadió que en próximas fechas asistirán al Campeonato Nacional de Sóftbol en Saltillo.

El equipo le entregó al mandatario una playera y gorra oficial de la escuadra.”En el torneo internacional tuvimos la oportunidad de jugar y liderar ante equipos de Venezuela, Torreón, Campeche y Tamaulipas, y ganamos contra Baja California y el Distrito Federal. Al término, sumamos 21 carreras a favor y cinco en contra, y trajimos a Yucatán a Iván Gómez como Campeón Pítcher y a Noé Tec como el Jugador más Valioso”, concluyó Vázquez Segovia.



Volver arriba