La Juan N. Cuevas: 3 cetros

Termina con éxito la Champions Interliga en la Unidad Rogers

Uno de los penales con el que ganaron los Halcones del Rogers en microbios

La Liga Juan N. Cuevas surgió como el máximo triunfador de la VII Copa Champions Interliga de Fútbol, luego de obtener tres de las seis coronas que se disputaron en las instalaciones del Rogers.

Ayer los equipos salieron a morirse en el campo y las gradas estuvieran llenas, sin importar el fuerte calor que prevaleció.

Los Zapateritos de Ticul, en niños héroes, se impusieron 1-0 a los Rayados Azul, con el gol de Jesús Tuz y le dieron el primer título a la Juan N. Cuevas. El Club Azul fue tercero.

La segunda corona del circuito modelista la consiguieron los Itzaes en infantil mayor, luego de que derrotaron 4-1 a la Escuela Modelo B, con goles de Alex Lugo, Gael Meléndez, Jesús Martínez y Juan Soto, y por los caídos anotó Andrés Mora. En tercero quedó el Montejo.

El tercer título de la Juan N. Cuevas fue para el Instituto Cumbres, en infantil menor, al imponerse por la mínima diferencia a los Zapateritos de Ticul, con la anotación de Miguel Lazo. El tercer sitio fue para Rayados Azul.

La Liga Marcelino Champagnat se llevó dos cetros a través de los Venados del CUM en juvenil mayor y Alto Rendimiento en juvenil menor. Los astados derrotaron, en juvenil mayor, a la Escuela Modelo, 1-0, en lo que fue una edición del clásico estudiantil. El único tanto lo consiguió José Luján, a los 65 minutos. El ITSP Blanco fue el tercer sitio.

El equipo de Alto Rendimiento arrolló en juvenil menor a los Venados del CUM, 4-0, gracias a los goles de Eduardo Osorio (2), Antonio López y Armando Lizama. La Escuela Modelo B fue tercero.

El Rogers le dio a la Liga Erik Díaz Palma su único campeonato, en microbios, luego de que quedaron empatados a uno con el equipo de Sangre Azul en el tiempo regular, por lo que se fueron a los penales, en donde se impusieron 6-5, gracias al tiro definitivo que anotó Mauricio Aguilar Torres. El tercer lugar fue para Furia Azul.- Hérbert Orlando Martínez Fuente

 




Volver arriba