El orgullo de Oxkutzcab

El orgullo de Oxkutzcab

Enrique Cerón, el fondista yucateco más destacado

OXKUTZCAB.- La carrera de fondo es quizá una de las disciplinas más agotadoras, debido a que se tiene que ser constante en el entrenamiento, dieta y control mental, en especial cuando se acerca algún evento importante y se tiene fija la meta de salir triunfador ante tanto participante, situación común en este deporte.

Enrique Cerón Viana, “oxkutzcabence hasta la médula y deportista de corazón”, como él mismo se define, a sus 30 años ha destacado en este deporte al ocupar primeros lugares en eventos locales y nacionales.

Pero el fondista también ha destacado en competencias internacionales, entre sus grandes logros destacan un quinto sitio en Roma, Italia, y segundos lugares en Oakland y en San Francisco, Estados Unidos.

“Comencé a practicar esta disciplina a los 14 años en 1998, representado a Yucatán en las Olimpíadas Nacionales en San Luis Potosí, en Monterrey (1999), Guadalajara (2000), en Querétaro (2002), en Zacatecas (2003) y Mérida (2004).

“Es duro (practicar este deporte), son muchos kilómetros de entrenamiento diario, se tiene uno que enfocar en lo que estás haciendo y que es lo que pretendes; tienes que luchar para que no te venza la pereza y comprometerse contigo mismo para poder alcanzar lo que ya te propusiste”, señaló.

En un pequeño librero, Cerón acumula varios trofeos obtenidos a lo largo de su destacada carrera.

El trofeo al que más cariño le tiene y que conserva en un nicho especial, es el último que ganó en la carrera que se realiza cada año de Uxmal a Muna, ya que fue la quinta ocasión de forma consecutiva que ganó esa competencia.

“Esta carrera es muy importante (la Uxmal-Muna), pues ya es conocida internacionalmente, por lo que vienen muchos extranjeros, por eso me siento muy orgulloso de haberla ganado cinco veces de manera consecutiva”, dijo.

Intención

El objetivo de Enrique Cerón, es que a Oxkutzcab se le conozca por cosas positivas como el deporte y la cultura, es por esto que el fondista pule talentos en su escuelita de atletismo, en la que entrena a pequeños con la idea de alejarlos de los vicios.-




Volver arriba