Avanzan karatecas yucatecos

Steve Pohle ofrece un último consejo a los artemarcialistas

El sensei estadounidense Steve Pohle y el profesor José Fernández   Moral

Antes de anunciar los resultados del examen de grado, el sensei Steve Pohle hizo una última recomendación a los 22 karatecas que expusieron sus conocimientos para aspirar a un nivel mayor: “Sigan entrenando y encontrarán sus errores para corregirlos, porque si no lo hacen, entonces tendrán las mismas fallas una y otra vez”, les dijo.

Enseguida, el destacado instructor estadounidense nombró a los 19 artemarcialistas que lograron avanzar de grado, en el marco del XVIII Seminario de la ISFK, que se realizó el fin de semana en las instalaciones del Dojo Fernández Moral.

Los rostros de felicidad de los aspirantes no se hicieron esperar al saberse aprobados. Los que no tuvieron la fortuna de conseguirlo, de inmediato fueron arropados por sus compañeros, motivándolos a intentarlo en tres o seis meses más, como les recomendó Steve Pohle.

El profesor José Fernández Moral se reunió con los tres yucatecos que se quedaron cerca de lograr el objetivo, les explicó los aspectos a mejorar y los instó a trabajar mucho más fuerte para volver a intentarlo en el futuro.

Destacados

El mayor reconocimiento se lo llevaron Jorge David Carrillo Díaz, Mauricio Chacón González y Carlos García Mendoza, quienes alcanzaron el cuarto dan.

Los padres de familia y amigos felicitaron a cada uno de los atletas que lograron aprobar, en lo que fue un digno final de un seminario en el que hubo cosas para destacar, como el esfuerzo de los participantes y las instrucciones del sensei Pohle, quien dijo que se sintió “entre viejos amigos”.

Fernández Moral se manifestó contento por la forma en que se desarrolló la edición 18 del Seminario de la ISFK, sobre todo porque entendió los motivos por los cuales el máster Teroyuki Okazaki les recomendó traer al estadounidense Pohle.

“No había tenido la fortuna de convivir con el sensei Pohle y ahora entiendo el motivo por el que nos lo recomendó el máster (Okazaki). Me quedo muy contento, porque además de su calidad técnica, espiritual y mental, me conoce muy bien”, subrayó.- Hérbert O. Martínez Fuente



Volver arriba