De sorpresa en sorpresa

Wawrinka elimina a Djokovic en duelo con sabor a final

1 / 3


A la izquierda, Stanislas Wawrinka ante Novak Djokovic; arriba, vista general de la Arena Rod Laver, y, a la derecha, el checo Tomas Berdych


MELBOURNE, Australia (AP) .- Novak Djokovic cayó ayer ante Stanislas Wawrinka en un trepidante partido a cinco sets en los cuartos de final del Abierto de Australia, una derrota que puso fin a una racha de 25 triunfos en Melbourne Park.

Wawrinka había perdido en 14 ocasiones frente al serbio, hasta derrotarlo por 2-6, 6-4, 6-2, 3-6, 9-7 en cuatro horas en la Arena Rod Laver.

El año pasado, Djokovic mantuvo a raya a Wawrinka 12-10 en el quinto set de un partido de cuartos de final de cinco horas -el partido de Grand Slam más largo de la temporada- y lo venció de nuevo en cinco sets en las semifinales del US Open. Esta vez le tocó el turno al suizo, quien llegó a semifinales de un gran torneo por apenas segunda vez en su carrera.

“El año pasado fue muy duro, pero regresé y este año es un nuevo año”, dijo. “Lo intenté todo. Es un campeón increíble. Nunca se rinde. Me siento muy, muy, muy, muy, muy, muy feliz”.

Djokovic buscaba su cuarto título consecutivo del Abierto de Australia, y quinto en total.

En este partido de cuatro horas hubo devoluciones para el asombro. Los dos jugadores parecían atónitos al ver algunas de las pelotas que regresaban del otro lado. Hubo una suspensión de cinco minutos por lluvia en el quinto estando 5-5 y el saque para Wawrinka.

En varias ocasiones Djokovic alzó la mano con el pulgar y el dedo medio juntos para mostrar que un tiro había caído sobre la línea o salido por muy poco.

Tras un intercambio de break points en el quinto set, Djokovic tuvo que sacar constantemente para seguir en el juego y la presión acabó por agotarlo.

Después de tantos disparos extraordinarios, fue una devolución de saque corta de Wawrinka la que preparó la escena para el match point. Djokovic subió a la red, pero su tiro cruzado salió desviado. Erró una volea en match point para su primera derrota desde que Rafael Nadal lo venció en la final del último US Open, y terminó una racha de 28 triunfos.

“Aprovechó sus oportunidades. Mereció su gran triunfo”, dijo Djokovic. “No hay nada qué decir. Puse lo mejor de mí, todo. Esta vez no pudo ser”.”Demostró su fuerza mental y mereció ganar, lo único que puedo decir es que lo felicito”.Djokovic no había perdido en este torneo desde 2010, cuando cayó ante Jo-Wilfried Tsonga en cuartos de final y había sido, sin lugar a dudas, el mejor jugador en la Arena Rod Laver desde 2011.Tras el sorteo se le colocó la etiqueta de favorito ya que quedó en la llave opuesta a Nadal, el primero del ranking de la ATP, el campeón de Wimbledon Andy Murray y el ganador de 17 torneos de Grand Slam Roger Federer.

Dulce debut

Tomas Berdych llegó a su primera semifinal en Australia -completando así su participación en semifinales en todos los Grand Slams- cuando derrotó al tercer preclasificado, el español David Ferrer, 6-1, 6-4, 2-6, 6-4.El finalista de Wimbledon en 2010 puso fin a una racha de tres derrotas consecutivas en semifinales en Melbourne Park.Ferrer, quien llegó a las semifinales en las tres ediciones previas de esta justa evidenció su frustración al recriminarse tras perder puntos y empujar al juez de línea tras romper el servicio a Berdych en el sexto game del tercer set.El español dijo que fue un accidente “en un momento de nervios” mientras iba por su toalla. “Fue nada, me disculpé después de eso”.El jugador podría ser sancionado por tocar a uno de los jueces del encuentro.




Volver arriba